¿Por qué ahora una doble moral?

Por Arnoby Betancourt

Gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. Si hacemos un recorderis, a mediados de Mayo, Greg Abbott dio una entrevista a Univisión en la que buscó desmentir rumores de que la medida convertiría a los latinos en blanco de perfil racial en detenciones de tráfico.

Durante la ceremonia en memoria a los Oficiales caídos “Fallen Officers Memorial”, Greg Abbott, el gran auspiciador de la Ley SB4, no tuvo ningún inconveniente en decir: “Como el esposo de la primera dama hispana de Texas quiero asegurarme de que ni ella ni su familia serán detenidos de forma injustificada. Si usted es hispano, o de cualquier otro país, usted no será detenido para mostrar sus papeles a menos que se sospeche que cometió un crimen grave”.
Y ahora, durante la primera audiencia a la Ley SB4, a sabiendas que los jefes de policía y alguaciles del Estado de Texas con esa ley deberán permitir que sus agentes pregunten o pesquisen sobre el estatus migratorio de cualquier persona durante cualquier detención violando la Cuarta y la Quinta Enmienda Constitucional, los representantes de Texas insistieron en que eso no significa que la SB4 crea una obligación para que los agentes hagan ese tipo de preguntas. “Esta no es una ley ‘muéstrame tus papeles'”, aseguró uno de los abogados representando a Texas. “No obliga a los agentes a que pidan papeles de inmigración”, agregó.
El Juez Federal Orlando García se preguntó durante la audiencia si los castigos y multas que establece la SB4 para quienes mantengan políticas de no-cooperación con las deportaciones serían usados contra agentes individuales que no pidan el estatus de una persona durante una detención o arresto. También se preguntó qué pasará con quienes lo pidan pero decidan no pasar la información recibida al gobierno federal?
“Nada”, fue la respuesta de los representantes del Estado de Texas. El argumento central de la defensa es que la SB4 solo pide que no se limite la habilidad de los agentes de hacer las preguntas migratorias cuando decidan hacerlo. Reiteraron que no se trata de obligar a los agentes a hacer estos pedidos.

¿Cuál es la Cuarta Enmienda y Cual es la Quinta Enmienda?
La Cuarta Enmienda es un derecho constitucional que protege a las personas en los Estados Unidos de pesquisas y aprehensiones arbitrarias. La enmienda declara lo siguiente: El derecho del pueblo a la seguridad en sus personas, domicilios, papeles y efectos, contra registros y detenciones arbitrarias, será inviolable, y no deben exigirse garantías, sino por una causa probable, apoyada en un Juramento o afirmación y describiendo particularmente el lugar que deba ser registrado y la persona o las cosas que deben confiscarse.
Y sobre la Quinta Enmienda se puede decir, que “Invocar la Quinta” se ha convertido en parte de la jerga nacional, por lo que la mayoría de los estadounidenses saben que tienen el derecho constitucional de no responder preguntas policiales tanto bajo custodia como ante un tribunal. El derecho contra la autoincriminación consagrada en la Quinta Enmienda, también se extiende a las jurisdicciones estatales y locales, y cuando alguien ejerce este derecho constitucional, generalmente se dice que “Invoco la quinta”.
Finalmente, y para una mayor ilustración veamos lo que dice la Constitución de Estados Unidos en su Artículo Sexto, Parágrafo Segundo, sin olvidar que ella es la Ley Suprema que rige este territorio y el documento más importante del gobierno estadounidense, y que podría estar vulnerada por la Ley SB4.
“Esta Constitución, y las Leyes de los Estados Unidos que se expidan con arreglo a ella; y todos los Tratados celebrados o que se celebren bajo la autoridad de los Estados Unidos, serán la Ley Suprema del país; y los Jueces de cada Estado estarán por lo tanto obligados a observarlos, sin consideración de ninguna cosa en contrario en la Constitución o las leyes de cualquier Estado”.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...