11 MILLONES A LA ESPERA

Por Nancy Escobar

11 MILLONES A LA ESPERA || Nancy Escobar - El Hispano News
11 MILLONES A LA ESPERA || Nancy Escobar - El Hispano News

Share This With Friends:


11 MILLONES A LA ESPERA || Nancy Escobar - El Hispano News
11 MILLONES A LA ESPERA || Nancy Escobar – El Hispano News

Jorge García Martínez llegó a los 10 años a tierras estadounidenses. Al paso del tiempo, amparado por su empeño terminó por convertirse en jardinero paisajista, y desde 2005 se había propuesto ser un ciudadano con los trámites de ley. No lo logró por trabas de los abogados y de pronto el tiempo se le acabó.

Desde la semana pasada, Jorge tuvo que dejar a su esposa y sus dos hijos en Detroit,  y 29 años después de haber llegado a EU, volverse un deportado y vivir ahora en un país que no conoce ya.
Mi compañera reportera Anabel Clemente, rescató para el diario El Financiero, el testimonio de la señora Cindy García, esposa de Jorge, quien llorando le dijo al teléfono: “Donald Trump mintió, dijo que se llevaría a los criminales, no a mi esposo. Por qué lo sacó, si lo único que hizo fue llegar a los 10 años para hacer una vida nueva”.
La duda de Cindy se ha convertido en miedo para 11 millones de indocumentados, unos 6 millones 600 mil son mexicanos, que no tienen arraigo en México, que se han quedado sin familia, que no tendrían casa a dónde llegar, que podrían pulular sin trabajo, o al menos sin los ingresos que acostumbraban percibir, en un esquema que les había permitido hacer vida.
El migrante que regresa a México en esas condiciones queda en el desamparo. Contrario a los 600 mil dreamers que estarían en riesgo de volver, a los deportados como Jorge García, la edad su gran inconveniente, porque no podrían integrarse a un sistema educativo y en el sistema laboral difícilmente tendrían opciones.
La segunda dificultad está en que dejarán familia, porque Cindy la esposa de Jorge y sus hijos sí son ciudadanos estadounidenses, y lo que menos quieren es irse de lo que consideran su hogar.
El dilema es entonces, como explica la ex directora del Instituto de Mexicanos en el Exterior, Eunice Rendón, que “aunque son un poco menos, son gente que ya está arraigada en Estados Unidos, es un perfil de mayor tiempo en ese país, más patrimonio, más empresas, más economía, más familia. Eso dificulta muchísimo la reinserción social, económica, cultural de aquellos que están regresando”.
Ante la migración no  hay una medida absoluta y única. No es lo que Trump gritonea en sus tuits de que todos los ilegales son criminales, pero sí urgen medidas más estrictas y reglas claras.
¿Dónde está la solución?, en el Congreso, donde se deberán proponer leyes que medien en el conflicto. Once millones no son cosa menor.

Share This With Friends:


También puedes leer...

Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...