Canadá y EU exigen a México mejores salarios o “no hay forma de competir”

El Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, la Ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer

Share This With Friends:


Por: Luis Manuel DE LA TEJA

 

Al término de esta primera ronda de negociación, los tres países emitieron la Declaración Trilateral  destaca el establecimiento de la modernización del Tratado bajo estándares actuales como objetivo de la negociación. La siguiente del TLCAN será en México, del 1 al 5 de septiembre.

Las posiciones son las siguientes: para el negociador Robert Lighthizer en su declaración inicial repitió el discurso del presidente Donald Trump: “No podemos ignorar los enormes déficits comerciales, la pérdida de trabajos manufactureros, y las empresas que han cerrado o se han mudado por los incentivos —intencionales o no— del actual acuerdo”… “Considero, al igual que el presidente, que el TLCAN le ha fallado a muchos, muchos estadunidenses y requiere un mejoramiento significativo”.

 

Estados Unidos enumeró algunos ejemplos de las que serán sus prioridades en la ronda de negociación: asegurarse que los déficits comerciales dejen de existir; modificación de las reglas de origen; inclusión de disposiciones laborales sólidas en el acuerdo —criticó los salarios bajos en México, que dejan en desventaja a los trabajadores estadunidenses—; respeto del mecanismo de solución de controversias a la soberanía nacional y los procesos democráticos; inclusión de disposiciones contra prácticas que distorsionen el mercado; igual acceso y reciprocidad en el sector agropecuario y la contratación pública.

 

Canadá estuvo representada por la ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, quien declaró: “El comercio se trata de crear las mejores condiciones posibles para el crecimiento, para la prosperidad de los individuos y las familias. Por eso modernizamos el TLCAN. Por eso estamos frente a una oportunidad de convertir lo que ya es un gran acuerdo, en algo mejor” y estableció los objetivos de su país, a saber: la modernización —mas no eliminación— del instrumento; la inclusión de estándares laborales, ambientales, de género y en favor de los pueblos indígenas; la reforma al capítulo de solución de controversias de inversión; la armonización de disposiciones jurídicas entre los tres países para facilitar el establecimiento de negocios; la liberación del mercado de la contratación pública; y la mejora de las disposiciones sobre movimiento de profesionistas.

 

La delegación de México, encabezada por el secretario Ildefonso Guajardo, sintetizó “no descomponer lo que ya existe”, y describió esta renegociación como una oportunidad para ampliar y mejorar el TLCAN. Los objetivos de nuestro país son: fortalecer y ampliar las oportunidades para el sector agrícola; involucrar a los emprendedores y promover el “piso parejo” en los intercambios comerciales; integrar al sector energético para fortalecer la integración y la seguridad; modernizar los mecanismos de solución de controversia; incluir mecanismos anticorrupción dirigidos tanto a los gobiernos como al sector privado; reforzar las regulaciones ambientales y profundizar las de propiedad intelectual.

 

 

El resultado de la renegociación debería ser la expansión de las oportunidades para el comercio, traducida en que las empresas estadunidenses, mexicanas y canadienses, bajo condiciones de equidad, puedan vender más bienes y servicios con menores barreras, asegurando que la liberación del comercio en la región más potente del mundo en términos económicos, refleje las exigencias de la economía global del siglo XXI.

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...