Niños víctimas de incendios, comparten alegrías durante una semana

Share This With Friends:


Niños víctimas de incendios, comparten alegrías durante una semana

Por Luis Lara.

Foto: Luis Lara.

Dallas, Texas. Niños de todas las edades que han sufrido quemaduras en su cuerpo se reunieron durante toda una semana en el campamento anual de Parkland para celebrar los 25 años de haber iniciado este maravilloso programa que sirve para dejar volar la imaginación de los infantes con el lema: -Deja que los niños sean niños- y no se preocupen por las miradas.

El campamento para niños con quemaduras de Parkland se realiza en el Campamento John Marc, cerca de Meridian, en Texas y este año celebra su aniversario veinticinco. Se espera que este año asistan más de 60 familias al campamento que se realiza desde el domingo 5 junio y finaliza el viernes 10 junio.

Justin Everett tenía 8 años cuando asistió por primera vez al campamento del Sistema de Salud Parkland, para niños con lesiones por quemaduras. Durante los siguientes ocho años él esperó ansiosamente la primera semana de junio para poder reunirse con otros como él. Después de todo, el campamento era un lugar donde podía despreocuparse de las miradas y donde no le hacían preguntas, un lugar en donde los niños podían ser niños.

Everett, que tenía quemado más del 33 por ciento de su cuerpo, principalmente sus piernas, pasó muchos años acampando antes de convertirse en consejero en el Campamento I-Thonka-Chi, lo cual significa en lengua muskogi “un lugar que te convierte en alguien fuerte o valiente, sin miedo a enfrentar la vida”.

Este año marca también el aniversario de plata del campamento John Marc, que funciona durante todo el año y posee instalaciones especializadas diseñadas especialmente para los asistentes que tienen enfermedades crónicas y problemas físicos.

“Cuando estoy allí, veo a otros niños con quemaduras y me doy cuenta de que no soy el único”, dijo Everett. “Es muy bueno no sentir que estoy separado de los demás por mis quemaduras”. Debido a sus quemaduras, Everett tuvo que pasar dos meses en la Unidad de Cuidados Intensivos para quemados de Parkland, y fue sometido a varias cirugías. Fue allí cuando conoció en forma directa a las amables y compasivas enfermeras que trabajan en el Centro para Quemados de Parkland.

Ese deseo de ayudar a los demás estuvo siempre presente en Everett y luego de una breve temporada trabajando en la industria de la hospitalidad, trabaja en la actudalidad como enfermero registrado en el departamento de emergencias de Parkland.

“Cuando estaba en la escuela de enfermería busqué un programa que me permitiera hacer rotaciones en la unidad para quemados. Yo quería devolver un poco de todo lo que había recibido”, dijo Everett, agregando que durante sus rotaciones se volvió a poner en contacto con las enfermeras de Parkland que lo habían cuidado cuando estuvo internado.

A pesar de que él no asistirá al campamento de este año debido a problemas con el calendario, Everett dijo que no son solo los niños los que esperan ansiosamente el campamento de una  semana. Los adultos, en el fondo, son como niños ya que ellos también participan en las cabalgatas, los paseos en canoa, la natación y la arquería, por nombrar solo algunas de todas las actividades que se desarrollan desde el amanecer hasta el atardecer.

Donna Crump, gerente de fisioterapista de Parkland y cofundadora y directora del Campamento IThonka-Chi, está de acuerdo. “Hemos tenido consejeros y acompañantes que han regresado año tras año para estar junto a los niños durante el campamento”, dijo Crump. “Todos esperan ansiosamente el inicio del campamento y muchos planifican sus vacaciones para poder asistir. Es muy difícil describir el efecto que tiene emocional y espiritualmente el Campamento I-Thonka-Chi sobre nosotros. Es algo que dura toda la vida”.

El Campamento I-Thonka-Chi recibe a niños de 6 a 18 años, y a diferencia de otros programas de filantropía, no recibe el apoyo de ninguna organización nacional. Los niños pueden asistir gratuitamente gracias a las generosas donaciones de los empleados de Parkland y de los donantes del área. El Campamento John Marc ayuda también recaudando fondos para qué más niños puedan asistir. Durante este evento, los campantes hacen amistades, mejoran sus habilidades sociales y se divierten sin pensar en sus cicatrices o lesiones.

El Centro para Quemados de Parkland se creó en 1962, y es el segundo centro civil para quemados más grande del país con más de 2200 pacientes por año. El centro integral para pacientes quemados atiende a personal del Norte de Texas y áreas aledañas, y es uno de los 62 centros certificados para pacientes  quemados, en América del Norte, es también el único de Texas que presta todos los servicios, desde tratamiento de emergencia y cuidado intensivo, hasta rehabilitación y seguimiento ambulatorio.

Si desea más información sobre el Campamento I-Thonka-Chi o desea hacer una donación, visite Campamento para quemados de Parkland. Si desea más información sobre los servicios disponibles en Parkland, visite www.parklandhospital.com/es.

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...