¿Sabes cuánto ganan los maestros en Estados Unidos?

Por Arnoby Betancourt

No necesariamente en términos económicos sino sociales, ya que los sueldos de los educadores no presentan grandes diferencias con el resto de Europa y de EE.UU.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. En el documento “Donald Trump’s Contract with the American Voter”, que incluyo las acciones a desarrollar durante los primeros cien días de su administración, se dijo que sometería al Congreso la iniciativa “School Choice and Education Opportunity Act.” La propuesta normativa, consiste en redireccionar el gasto educativo para dar a los padres el derecho de enviar a sus hijos a instituciones educativas públicas o privadas, a escuelas en las modalidades charter y magnet, a escuelas religiosas e incluso a educación en el hogar, conforme a sus preferencias.”.

Y también dice la iniciativa educativa, que apoyará decididamente el sistema “merit-pay” para los maestros en lugar del sistema de plazas en propiedad (tenure-system) que rige en la actualidad. Y agrega la reforma: “no hay una política fallida más necesitada de un cambio urgente que nuestro monopolio de educación administrado por el gobierno.” En consecuencia, el foco de la política educativa será romper con ese monopolio de manera que todas las familias, independientemente de su nivel socioeconómico, tengan la opción de elegir escuela según sus preferencias y creencias.
La propuesta de reforma tiene dos ángulos: hacer que cada estado, en concurrencia con las instituciones educativas públicas y privadas, determine la orientación y el contenido del currículum (no más estándares nacionales ni cosa por el estilo), y abrir la oferta de servicios educativos para que en ella participen tanto organizaciones civiles, como religiosas, empresariales y de los gobiernos locales. Como dice el Presidente Trump, un inmenso mercado educativo. ¿Y la calidad? De eso no habla la iniciativa “School Choice and Education Opportunity Act.”
Ante la reforma educativa propuesta por el Presidente Donald Trump, es importante conocer el secreto de uno de los mejores sistemas educativos del mundo. Según informes de PISA, siglas en inglés del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos “OCDE”, Finlandia ha ocupado en el mundo los primeros puestos en ciencia, en lectura y en matemáticas.
Los finlandeses no son los que más invierten en educación (menos del 7% del PIB), ni los que imponen la mayor carga horaria a los niños en las escuelas (608 horas lectivas en primaria), tampoco se inclinan por dar cantidades excesivas de tarea para la casa; y, a la hora de evaluar formalmente el éxito del proceso de aprendizaje, un par de exámenes nacionales cuando los jóvenes dejan la escuela, a los 18 años, les basta.
Son muchos los factores que hacen que la educación en Finlandia sea una de las mejores del mundo, pero uno de los temas clave, según varios expertos consultados por BBC Mundo, es la calidad de los profesores.
“El profesorado tiene un nivel de formación extraordinaria, con una selección previa tan exigente que no se compara con ninguna otra en el mundo”, le explica a BBC Mundo Xavier Melgarejo, un psicólogo y psicopedagogo español que empezó a estudiar el sistema educativo en Finlandia hace más de una década.
“Sólo entra en las facultades de educación gente con notas por encima de nueve, nueve y medio sobre diez. Son muy exigentes. Se les hacen pruebas de lectura, sensibilidad artística, de dominio de algún instrumento, de comunicación. Como resultado, las universidades sólo reclutan a un 10% de los estudiantes que se presentan.
Y para ejercer la docencia todos los maestros necesitan hacer una maestría.
La contraparte de esta exigencia es el reconocimiento. No necesariamente en términos económicos sino sociales, ya que los sueldos de los educadores no presentan grandes diferencias con el resto de Europa y de EE.UU. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, el salario básico de una maestro de primaria esta entre US$29.000 y US$39.000 anuales.
“Los maestros son considerados profesionales académicos y tienen la responsabilidad de desarrollar su trabajo, por eso no se ejerce sobre ellos un control excesivo”, le explica a BBC Mundo Anita Lehikoinen, Secretaria Permanente del Ministerio de Educación y Cultura de Finlandia. “Esta profesión atrae a tanta gente porque ser maestro es un honor en Finlandia. Probablemente sea la profesión más valorada”, acota el psicólogo y psicopedagogo Melgarejo.
“Yo no soñaba con ser profesora, pero ahora me dedico a esta profesión y me gusta mucho”, explica Hilkka-Roosa Nurmi, una profesora de español e inglés que tiene experiencia como docente de estas lenguas en su país y en España. Y agregó: “Aquí no es como en otros sitios, no tenemos tantas normas. Podemos elegir cómo enseñamos. Tenemos más libertad. Pero esto significa también más responsabilidad”.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...