Economía estadounidense padecerá sin trabajadores inmigrantes

Share This With Friends:


Estados Unidos también sufrirá efectos negativos si su presidente Donald Trump cumple con endurecer su política migratoria, ya que la fuerza laboral mexicana representa 4% de la economía de ese país.

Además de construir un muro en la frontera con México, el mandatario tiene la intención de acelerar la deportación de inmigrantes sin estatus legal, así como regresar automáticamente a los a los mexicanos que sean sorprendidos al cruzar la frontera, y criminalizar a los padres de familia que lleven a sus hijos a Estados Unidos.

Los sectores en los que más peso tienen los inmigrantes mexicanos son el agrícola, en el que aportan el 17% de la producción; construcción, con 14%, y alojamiento y servicios con 10%, de acuerdo con datos de BBVA Bancomer.

Por lo que materializar las amenazas antimigración, no solo tendrá consecuencias para México, que en los últimos cuatro años ha recibido 24,000 millones de dólares (mdd) anuales en remesas, sino también para los estadounidenses.

“En caso de haber más deportaciones que en el gobierno de Obama, es decir 300,000 a 400,000 anuales, el primer efecto sería un incremento en el precio de los servicios de diferentes actividades y sobre todo de productos alimentarios, aumentos que absorberán por completo los consumidores estadounidenses”, dijo a Expansión el economista senior de BBVA Bancomer Juan José Li.

En el caso de la construcción los estadounidenses enfrentarían un mayor precio de las viviendas, así como en los precios de servicios de mantenimiento de éstas.

El grupo más numeroso de inmigrantes en Estados Unidos son los mexicanos, con el 28% del total y de los 11.7 millones de inmigrantes mexicanos viviendo en ese país cerca de la mitad tienen un estatus ilegal, según cifras del Pew Research Center.

De acuerdo con Li muchos estados y empresas de Estados Unidos están acostumbrados a la mano de obra barata de los mexicanos que además se especializan en ciertas actividades como atención al cliente, el sector agrícola y la construcción.

Por ejemplo, mientras que un trabajador estadounidense gana tres veces el salario mínimo (7.25 dólares la hora) un inmigrante mexicano indocumentado gana unos 8 dólares la hora.

Para el caso de México, el regreso de los inmigrantes podrá tener efectos políticos y sociales adversos, advirtió recientemente la agencia calificadora Fitch, esto por las limitadas oportunidades laborales y por la pérdida de remesas que significaría para el país.

 

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...