¿Se adelantaron a la SB4?

Por Arnoby Betancourt

Los acuerdos firmados con los 18 condados de Texas comienzan con un chequeo del estatus migratorio de las personas que están privadas de la libertad, y como ha sucedido desde 1.996 cuando comenzó la vigencia de la 287(g), permitirá a los oficiales de policía que patrullan las calles cotejar el estatus migratorio de las personas, sobre todo si son hispanas, pues esa directriz ya no es un secreto.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. Dieciocho Sheriffs del Estado de la Estrella Solitaria, participaron este Lunes en una ceremonia de firma simbólica como anuncio que sus jurisdicciones se suman al programa federal 287(g). La alianza con el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), que ha provocado el rechazo de activistas pro inmigrantes, en el pasado y en la actualidad, se implementará en las cárceles para identificar a quienes podrían estar en el país como indocumentados.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, “U.S. Immigration and Customs Enforcement” (ICE, por su sigla en inglés),según su página web, es la que se encarga de identificar las actividades criminales y eliminar los puntos débiles que representan una amenaza para la seguridad fronteriza, económica, y de transporte e infraestructura de los Estados Unidos; y por ende, es la agencia investigativa más grande en el Departamento de Seguridad Nacional, que trabaja estrechamente con asociados del orden público a nivel federal, estatal y local en dicha misión.

De acuerdo a una enmienda de 1.996 al Acto de Inmigración y la Nacionalidad (INA), fue incluida la Sección 287(g), la cual autoriza a ICE a entrar en acuerdos con agencias locales del orden público para delegar sus facultades de tal manera, que permitan a esas agencias locales a actuar como oficiales de inmigración en el curso de sus actividades diarias.
En virtud de lo anterior, en un acto celebrado en Gravepine, el Director Interino de ICE, Thomas Homan, y 18 sheriffs de condados de Texas, anunciaron la firma de nuevos acuerdos fundamentados en la Ley 287(g). Estos acuerdos son conocidos comúnmente como Memorándums de Acuerdo o MOA, y ya suman más de 60 los firmados por ICE con agencias de orden público en todo EE.UU.
“Estoy orgulloso de estar junto a estos sheriffs que están tomando medidas decisivas para unirse a ICE en un importante esfuerzo para mejorar la seguridad de sus comunidades”, dijo el Director Interino de ICE, Homan.
“Al asociarse con el programa 287 (g) de ICE, cada uno de estos condados será capaz de identificar a los extranjeros criminales en sus cárceles y entregarlos a ICE, una vez que su proceso criminal esté completo. Son alianzas de sentido común como éstas las que ayudan a la policía a lograr nuestros objetivos mutuos y me alienta el creciente interés de los profesionales de la ley que buscan unirse a este programa y proteger la seguridad pública”, agrego Thomas Homan.
El Programa 287(g) fue originalmente creado con el propósito de remover inmigrantes sin estadía legal y que tuviesen condenas por crímenes violentos, tráfico de humanos, actividad de pandillas o crimen organizado, delitos sexuales, tráfico de drogas, lavado de dinero y toda acción que atente contra la seguridad nacional.
Sin embargo, los Memorándum de Acuerdo son utilizados, en realidad, para “purgar o limpiar pueblos o ciudades de inmigrantes inoportunos”, causando graves problemas de convivencia armónica en las comunidades, ya que se han vivido experiencias amargas de hostigamiento a determinadas personas causando un aislamiento de la comunidad hispana.
Una de las problemáticas que han surgido con la ejecución de estos Memorándum de Acuerdo, consiste en que la inmensa mayoría de los oficiales estatales y locales no están formados y capacitados para aplicar las normas de inmigración, fundamentadas en preceptos constitucionales.
Recordemos que la Ley de Inmigración Estadounidense es complicada, siempre en evolución, y es una área muy especializada; lo que convierte a las personas, incluidas las que posean ciudadanía o residencia legal permanente o cualquier otro tipo de autorización legal de estadía en EE.UU., en personas muy vulnerables a una detención ilegal e incluso a una deportación injusta, como ya ha acontecido.
Los acuerdos firmados con los 18 condados de Texas comienzan con un chequeo del estatus migratorio de las personas que están privadas de la libertad, y como ha sucedido desde 1.996 cuando comenzó la vigencia de la 287(g), permitirá a los oficiales de policía que patrullan las calles cotejar el estatus migratorio de las personas, sobre todo si son hispanas, pues esa directriz ya no es un secreto.
Para bien de la democracia y sus altos valores civiles, morales y éticos, una gran mayoría de condados han rechazado la perversidad que puede generar la 287(g) y se han mantenido al margen, como por ejemplo, el condado de Harris, el más poblado de Texas, cancelo el Programa 287(g) este años con una fuerte argumentación.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...