Republicano de Texas, disfruta llamando a ICE, ignorando un sagrado derecho de la primera enmienda

Por Arnoby Betancourt

Representante republicano Matt Rinaldi

Share This With Friends:


ARNOBY BETANCOURT
Director de la
Escuela Comunitaria de Derechos Humanos de Texas

Todo empezó con una protesta en uno de los palcos llevada a cabo por activistas en contra de la polémica ley SB4, ya demandada, y que entrará en vigor el próximo Primero de Septiembre. El representante por Irving Matt Rinaldi admitió haber llamado a ICE tras asumir que los manifestantes eran indocumentados, algo que no cayó para nada bien entre los asistentes.

El representante estatal republicano Matt Rinaldi aseguró a sus colegas demócratas hispanos que marcó al ICE para que detuviera a las personas congregadas en Austin, un comentario que encendió un intercambio de insultos y empujones dentro de la Cámara de Representantes, según relató un legislador demócrata a los periodistas.
Además, este proceder deja entrever que el Congresista Rinaldi, de manera inverosímil, ya está aplicando la Ley SB4 sin tener vigencia legal para su implementación, pues la xenofobia le hizo perder el decoro y la dignidad del cargo que ostenta, y con su insensata acción, generó un bochornoso e impresentable zafarrancho con otros congresistas en el augusto recinto de la legislación tejana.
El accionar del Congresista Estatal de Irving, una ciudad de altísima población hispana, ignoró el derecho constitucional que tienen las personas a elevar peticiones a sus gobernantes y la libertad de expresarse, incluida la libertad de palabra, cuando se sientan agraviadas.
Para ellos, esa Ley SB4 afectará gravemente sus sagrados derechos civiles y vulnerará sus libertades individuales, como precisamente lo ha demostrado el congresista republicano con su actuar intolerante y anticivilista.
De allí la reacción airada de la bancada de congresistas demócratas, comandada por Rafael Anchia, quien en conferencia de prensa dijo: “Hemos visto a manifestantes de todas clases sociales, desde madres e hijos, estudiantes y profesores, y lo único que estaban haciendo era ejercer el derecho constitucional que les da la primera enmienda”.
El también representante demócrata Cesar Blanco, manifestó que el legislador Rinaldi, de origen italiano, defendió su posición al argumentar que la única diferencia entre su condición de inmigrante con los que estaban en la Cámara de Representantes era que él “sí amaba este país”. “Asumir que los que protestaban no eran estadounidenses o que eran indocumentados, es una falta de respeto”, señaló el Congresista Blanco en la misma conferencia.
A pesar de la llamada, un portavoz del ICE aseguró a Efe que finalmente la agencia no envió agentes. Sin embargo, refuerzos del Departamento de Seguridad Pública (DPS, en sus siglas en inglés) sí llegaron al Capitolio para desalojar la Cámara de Representantes, con capacidad para más de trescientas personas.
Cerca de un millar de manifestantes llegados de diferentes puntos de la nación se congregaron a lo largo de la jornada de hoy en el Capitolio de Texas, en Austin, para protestar contra la ley estatal SB4. Numerosos grupos llegados de Washington, Nueva York, Los Ángeles, Arizona, Carolina del Norte, Nuevo México, Maryland y Virginia se manifestaron con otras organizaciones de Texas para mostrar su disconformidad con una legislación que, según una abuela, es peor el remedio que la enfermedad.
Unas cien personas que sufrieron los impactos de la ley de Arizona cercenada por la Suprema Corte, llegaron hoy a Austin para apoyar a las familias inmigrantes residentes en Texas. Uno de ellos, Marco Faldoa, es un mexicano residente en Phoenix y miembro de la organización Promesa Arizona (PAZ), un grupo que lucha por promover y aprovechar el poder de la comunidad latina en ese estado.
“Hemos venido para mostrar nuestro apoyo a los hermanos texanos que están pasando por una situación de intranquilidad como la que lamentablemente vivimos nosotros hace siete años”, apuntó en declaraciones a Efe el activista, que aseguró que los hispanos son, en su mayoría, “gente honesta, trabajadora y con buenos valores”.
Además de PAZ, United We Dream, Proyecto de Defensa Laboral, Mi Familia Vota, Texas Organizing Project, Pantsuit Republic y ACLU, entre otras, se reunieron en contra de la ley SB4. La estudiante sin estatus legal estadounidense y dignataria de United We Dream, Karla Pérez, señaló a Efe que la comunidad latina en Estados Unidos se mantendrá firme contra esta legislación.
“Esa ley no solo daña a las personas sin documentación en regla, sino que toda la gente de color se siente amenazada. No queremos que se extienda a otros estados lo que está pasando aquí en Texas, por eso es importante que gente de otros puntos de la nación haya venido hoy”, añadió Pérez, que trabaja en la sede que tiene el grupo en Houston.
Por su parte, la boliviana Ingrid Vaca llegó el viernes desde Virginia para ayudar a organizar el evento de hoy porque se siente “muy identificada” con la comunidad hispana en el estado de la estrella solitaria. Vaca, madre de dos alumnos beneficiarios del Programa de Acción Diferida (DACA), condujo más de veinte horas con un grupo de amigas para demostrar que, según destacó a Efe, “la unión del pueblo hace la fuerza”.
El Barón de Montesquieu, cuyas ideas inspiraron la Constitución Estadounidense de 1787 decía: “No hay tiranía peor que aquella que se ejerce a la sombra de las leyes, y bajo el manto de la justicia”.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...