Vulnera a mexicanos en el exterior suspensión del CCIME en la nueva estrategia de cabildeo y diplomacia mexicana en Estados Unidos

Share This With Friends:


Vulnera a  mexicanos en el exterior suspensión  del CCIME en la nueva estrategia de cabildeo y diplomacia mexicana en Estados Unidos

Por: Luis Manuel DE LA TEJA

Consejero de los Mexicanos en el Exterior

Llego el momento en que el país requiere de soluciones, se debe actuar con seriedad y eficacia para evitar en México, replicas de Trump. Esto a colación, del escrito del  catedrático jefe del departamento de relaciones internacionales del ITAM, Rafael Fernández de Castro, cuya columna en el Financiero del 27 de mayo, titula: “La diáspora gigante dormido”, en la que el académico justifica la “suspensión” del Consejo Consultivo de Mexicanos en el Exterior (CCIME), porque “acabo siendo secuestrado por activistas mexicanos en EU, con una agenda dedicada a cabildear y cambiar las políticas del gobierno para la diáspora, en especial el otorgar el voto en el extranjero”, alarmante aseveración proviniendo de un académico que forma parte de la nueva estrategia de cabildeo y diplomacia mexicana en Estados Unidos, lo que lo convierte en un asunto público de interés binacional.

El Ejecutivo tendrá que resarcir el daño; convocar al Consejo y reinstalarlo en sus funciones de órgano consultivo. De no hacerlo, corre el riesgo de agudizar los cuestionamientos del Senado Norteamericano, respecto a que México padece, “una continuada crisis en Derechos Humanos”. Promover  el derecho al voto, es un derecho humano, cuyo mandato constitucional el Congreso mexicano, amplio el derecho a sufragar desde el exterior, para elegir al Presidente de la Republica, Gobernadores, Senadores y Diputados, si la legislación local lo permite, y cuyo plazo para credencializarse en la Red Consular, está en su última etapa.

Desafortunadamente, la postura de Fernández de Castro no parece un hecho aislado, a título personal, sino una estrategia “Anti diáspora”. Jorge Meléndez cuestionó a la responsable de la conducción de la Política Exterior, en  su columna del 03 de Mayo  quien ante la pregunta sobre la postura mexicana,  en relación con Donald Trump responde: “Tenemos una estrategia integral que no tiene que ver con personas, sino como informamos al americano de México”. Si fuera una empresa el país: ¿a poco usted crearía una estrategia genérica sin considerar a las personas?

De ser una Campaña de Gobierno sucedería lo que Moises Naim, evidencio de la estrategia del Tea Party, para impedir la Reforma Migratoria en EU. En política no hay casualidades. El ala conservadora del Partido Republicano, pretendió vincular las políticas migratorias en EU, con el coeficiente intelectual basado en una tesis doctoral de la Universidad de Harvard  que postuló en 1999  Jason Richwine,  lo que lo llevó  iniciar carrera en Washington para la “industria de la influencia” en los think- tank. El Estudio pretendió justificar que la falta de asimilación socio- económica entre los inmigrantes hispanos se debía a su bajo coeficiente intelectual. No fue sino hasta que el periodista Dylan Mathews del Washington Post, descubrió la tesis doctoral, lo que provoco reaccione encontradas respecto a que no hay un consenso en los círculos científicos de: ¿Qué es lo que miden los test que estiman el coeficiente intelectual. El resultado. La Fundación Heritage, se limitó a decir que las controvertidas ideas de Richwine, las escribió en Harvard y no en la Fundación, lo que motivo que dos días después Richwine renunciara a su cargo.

Solamente esto le faltaba al Presidente, Enrique Peña Nieto. Que en plena campaña para revertir el estereotipo de criminales que tiene de los mexicanos en EU, el candidato republicano, Donald Trump, sea un académico con “Mexicanfobia”, quien divida a los mexicanos en el exterior.

Sr. Presidente, si hay un sector históricamente comprometido con las causas de México, son los emigrantes. Prueba de ello son los casi 6 mil 700 proyectos de agua, drenaje, saneamiento, electrificación, infraestructura de salud, deportiva, de carreteras, caminos, pavimentación de calles y equipamiento de escuelas, como de proyectos productivos registrados en Sedesol.

Efectivamente desde que el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) se creara por decreto el 16 de abril de 2003,  el CCIME no ha funcionado de manera óptima, a  falta de una estrategia para institucionalizar la relación con la diáspora. No obstante si ha logrado avances importantes en términos de crear una red más solida entre las diásporas.

Los consejeros del CCIME, no escatimamos sus logros. Los jóvenes son nuestro presente, damos la bienvenida a iniciativas de proyectos de telecomunicación más ambiciosos, en el que Mexico es el primer país en aplicar el modelo APP, cuya red compartida optimizará la comunicación de jóvenes rurales con acceso a internet. Celebramos mayormente iniciativas como la de Josefina Vázquez Mota que arranco un programa semanal de Televisión en Proyecto 40, en el que los jóvenes dreamers (soñadores) nos comparten sus historias de lucha, trabajo, anhelos. En suma como Consejero del CCIME queremos abrir espacios informativos para comunicar la cultura binacional de “Pensar globalmente y actuar localmente.

 

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...