“Elige una mejor forma de vida”

Healty food. First aid box filled with fresh fruits and vegetables on blue background.

Share This With Friends:


“Elige una mejor forma de vida”

Cuando conoces las repuestas de tu cuerpo, has aprendido a conocerte a ti mismo.

Decide vivir equilibrado, balanceado en alegría, relajación y paz. Vivir diariamente y permanentemente estresados, corriendo de un sitio a otro, angustiados por llegar a final de mes, trabajando sin descanso o afrontando continuos problemas familiares o de pareja que parecen no tener solución puede afectar así nuestro equilibrio.

Con miedos por hipotecas, pagos de auto, colegiaturas. Con deseos de viajar y olvidar. Así decidimos vivir. Durante esta lectura piensa si deseas hacer un cambio, nosotros elegimos lo que queremos para nosotros. Nadie nos obliga a estar o hacer cosas que nosotros no deseamos.

En tu cuerpo ocurren procesos  que tal vez desconozcas. Después de leer algunas de ellas pregúntate si deseas continuar con tu vida de la misma forma.

Según las investigaciones:

Someterse a un estrés permanente aumenta hasta un 45% el riesgo de padecer diabetes tipo 2 en hombres, según un estudio de la Universidad de Gotemburgo (Suecia). De ahí que Masuma Novak y sus colegas sugieran que se empiece a considerar el exceso de estrés como una causa prevenible de la falta de respuesta a la insulina. Es decir una vida llena de deudas, es posible te lleve un padecimiento crónico que a su vez te llevará a más gasto.

Otro de los procesos que ocurren a cierta edad:

Si a los cuarenta vives crónicamente estresado, tu cerebro envejecerá peor y serás más propenso a desarrollar demencia. Sabemos que el estrés afecta a personas de todas las edades. ¿Te ves tú con un padecimiento de este tipo?

El estrés de forma continua  también afecta de la siguiente forma:

Las mujeres que padecen estrés de manera continuada pueden sufrir hipersensibilidad a los sonidos, hasta tal punto que una conversación normal con una intensidad en torno a los 60 decibelios puede resultarles molesta, e incluso dolorosa, para sus oídos.

Según otras investigaciones el estrés también afecta:

El estrés puede activar las células inmunes en la piel, causando o acentuando enfermedades inflamatorias cutáneas, y aumentando el  prurito que generan, según un estudio de la Universidad de Medicina de Berlín publicado por la revista American Journal of Patology.

Hasta aquí estamos observando la forma en que afecta el estrés. Ya te puedes dar una idea de cómo puedes sentirte y cómo puede afectarte. ¿Crees tú que verdaderamente valga la pena, prepocuparse por lo que sucede en tu trabajo, la compra de una casa de un tamaño que no necesitas. El auto o camioneta de más valor solo por qué te gusta la marca? Los gastos innecesarios que a veces solo son motivo de no revisar y tomar tiempo en encontrar cómo hacer el ahorro.

Por otro lado otros estudios con respecto al estrés:

Las células inmunes de las personas sometidas a estrés crónico son incapaces de responder a las señales hormonales que normalmente regulan la inflamación y, por lo tanto, son más  propensas a sufrir un resfriado, tal y como demostrada un experimento reciente de la Universidad Carnegie Mellon publicado en PNAS. Además, el estrés altera el equilibrio de las bacterias que viven en el sistema digestivo, volviéndonos más sensibles a las enfermedades inflamatorias del intestino.

Otros estudios muestran como el estrés modifica la forma en la que se toman decisiones, alterando la manera en la que las personas sopesan las ventajas y los inconvenientes de cada opción, tal y como se desprende de un estudio publicado en Current Directions in Psychological Science.

En concreto, las personas estresadas se centran más en lo positivo, en las recompensas, y apenas tienen en cuenta los riesgos. Según un estudio español del que se hacía eco la revista Scandinavian Journal of Public Health, los trabajadores con estrés laboral presentan mayor probabilidad de sufrir niveles anormalmente altos de colesterol LDL (colesterol ‘malo’) y niveles excesivamente bajos de colesterol HDL (colesterol ‘bueno’). Además, en sus arterias se observa mayor acumulación de placa ateroma (por depósito de lípidos), que puede acabar obstruyéndolas y causando problemas cardiovasculares.

Los análisis cerebrales con resonancia magnética revelaron que las personas que viven en ciudades tienen mayor respuesta al estrés en la amígdala, el área del cerebro que controla las emociones y el humor. Y un mayor riesgo de sufrir ansiedad y estrés.

Si tú estás en un momento en donde te sientes con mucho estrés, revisa si deseas hacer un cambio. Lo más importante es la decisión de querer hacer el cambio. Este ocurrirá no importa el adeudo que tengas, lo difícil que veas la situación.

El cambio siempre generar mejoras. Gracias a todas las personas que leen esta columna gracias por sus llamadas. Si deseas comunicarte 214.432.6162

Sylvia González

sylvia@zanteorganic.com

214.432.6162

 

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...