Las mandarinas: Frutas hacen milagros

Por Arnoby Betancourt

Las mandarinas proporcionan el 53% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C y ayudan al sistema inmunitario.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. Los beneficios de las mandarinas son alucinantes. Una mandarina tiene menos de 40 calorías, aproximadamente 1,5 gramos de fibra, un montón de flavonoides y casi tanta vitamina C como cabría esperar de la hermana pequeña de una naranja. Las mandarinas facilitan la absorción de hierro y tienen aproximadamente el triple de vitamina A que una naranja.

Las mandarinas son una variedad de naranja. En general, esta fruta se distingue de una naranja en que es más pequeña, tiene una piel menos apretada y más fácil de pelar y un zumo más dulce. En Japón hay una variante sin semillas conocida como “satsuma mandarin o Unshu mikan”.
Igual que las naranjas, forman parte de la familia de los cítricos (Rutaceae) y su nombre científico es “Citrus Reticulata”. Originalmente, las mandarinas se cultivaban en los bosques tropicales del sudeste de China. Actualmente, se cultivan en todas partes del mundo.

Los beneficios de las mandarinas son más desconocidos que los de las naranjas, pero son impresionantes:

1. Mejoran la salud de la piel y del cabello

El consumo de una cantidad adecuada de vitamina C no solo estimula el sistema inmunitario, también produce y mantiene el colágeno, una proteína importante presente en la piel y en el cabello. Además, las mandarinas contienen vitamina A, que ayuda a mantener el cabello hidratado al producir sebo.

2. Mejoran el funcionamiento cognitivo

Algunos componentes de las mandarinas (como el ácido fólico, el potasio y varios antioxidantes) son conocidos por sus beneficios neurológicos. El potasio aumenta el flujo de la sangre que va hacia el cerebro y mejora la actividad neuronal, la concentración y las facultades cognitivas. El ácido fólico reduce el riesgo de deterioro cognitivo y de alzhéimer.
Además, las mandarinas contienen vitamina B6, que ayuda a prevenir las náuseas y la depresión si se consume la cantidad adecuada, pero hay que asegurarse de no comer mucha cantidad.

3. Ayudan a las embarazadas y a los bebés.

Las mandarinas ayudan a la formación del tubo neural y de glóbulos rojos de los embriones gracias a su alto contenido en vitamina B y ácido fólico. Si durante el embarazo no se ingiere la cantidad necesaria de ácido fólico, el bebé puede nacer con poco peso y puede provocar anomalías en el tubo neural.

4. Mejoran la salud cardiovascular.

La vitamina B6, la vitamina C, el potasio y la fibra mejoran la salud cardiovascular. Según la Encuesta nacional de examen de la salud y la nutrición, una gran cantidad de estadounidenses no consume la ingesta diaria recomendada de potasio (4700 mg) a pesar de sus beneficios. Un estudio indica que las personas que consumen 1069 miligramos de potasio al día tienen un 49% menos de posibilidades de morir a causa de una enfermedad cardiovascular comparada con las personas que consumen 1000 mg diarios.

5. Mejoran la salud del aparato digestivo.

Las mandarinas contienen mucha fibra y la dosis diaria recomendada es de 25 gramos para mujeres y 38 gramos para hombres. Además, la fibra ayuda a prevenir el estreñimiento.

6. Ayudan a mantener una tensión arterial saludable.

Las mandarinas están llenas de potasio y tienen poco sodio. Una mandarina grande contiene 199 mg de potasio y 2,4 mg de sodio, y estas cantidades ayudan a relajar los vasos sanguíneos y a mantener unos valores normales de tensión arterial.

7. Ayudan a combatir enfermedades.

Las mandarinas proporcionan el 53% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C y ayudan al sistema inmunitario. La vitamina C ayuda al cuerpo a mantenerse resistente ante agentes infecciosos y reduce los radicales libres que provocan cáncer.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...