Donald Trump… ¿Una nueva ‘ América’?

Por Reynaldo Mena

¿Quién es Donald Trump? ¿Cuál es su gabinete presdencial?

Share This With Friends:


WASHINGTON.- Por años, el presidente electo Donald Trump –el cual asume la presidencia hoy- ha convertido su apellido en una marca mundial. Su personalidad, su tono provocador al hablar y su éxito empresarial lo han colocado en el centro de la atención no solamente de Estados Unidos sino del mundo entero.

Sus anteriores intentos fallidos de llegar a la Casa Blanca finalmente se vieron recompensados el pasado mes de noviembre, cuando se encumbró en una… ¿por qué no?… polémica elección. Uno a uno fueron cayendo sus contrincantes republicanos y cuando muy poca gente le daba posibilidades de triunfar ante la demócrata, Hillary Clinton, el transcurso de la noche electoral fue dejando boquiabiertos a los electores estadounidenses y del resto del planeta.
Desde entonces, Trump no ha dejado de confrontar y mostrar un estilo, tachado por muchos analistas, como arrogante. Uno a uno se ha encargado de minimizar cualquier acusación de que hackers rusos influyeran en su triunfo a pesar de las evidencias mostradas por el FBI y la CIA, las dos agencias de inteligencia más importantes del país. Ha descartado que su mandato se vea como un conflicto de interés con los negocios que maneja. Para ello, ha construido una entidad independiente que controlarán sus hijos y se harán cargo de sus multimillonarios bienes.

Sin embargo, ha sido señalado como poco confiable ya que en varias ocasiones a incluido a su hija, Ivanna Trump y su esposo, en reuniones de alto nivel con mandatarios de otros países. También, se señala que en una conversación telefónica con Mauricio Macri, presidente de Argentina, le pidió que intercediera para que se concedieran los permisos necesarios para la construcción de otro de sus bienes inmobiliarios en el centro de Buenos Aires.
Su ‘ataque’ a la política migratoria ha dejado ‘temblando’ a la población indocumentada y a su país vecino, México.
Su promesa de realizar una deportación masiva de indocumentados ha acelerado el movimiento proinmigrante para defender a esta población y a lo que se conoce como los “dreamers”, jóvenes latinos, muchos de ellos estudiantes, que migraron a Estados Unidos cuando eran menores de edad.
Su insistencia de levantar un muro en la frontera con México también ha provocado serias fricciones con sus vecinos. El rechazo de su apellido ya ha levantado protestas a lo largo y ancho del territorio mexicano. Por su parte, el Gobierno de Enrique Peña Nieto ha comenzado a hacer cambios en su gabinete para lidiar diplomáticamente con las amenazas del republicano: sancionar a empresas que migren a México e imponerles mayores impuestos.
En la política latinoamericana el panorama no es sencillo. Se anticipa que su posición en contra de Cuba y Venezuela será más dura, confrontacional y nada amigable. Lo mismo se espera con países como China, Siria e Irán, entre otros.
Uno de sus mayores retos en la política doméstica, será sin duda, cumplirle a una población que lo llevó a la presidencia, la clase trabajadora blanca. Prometió crear mayores trabajos y, sin duda, estarán esperando que cumpla con esa promesa.
Trump no la tendrá fácil. Desde ahora, millones de personas se encuentran esperando que llegue a la Casa Blanca para que les cambie la vida y eso, necesitará más allá de las palabras y de su ruda personalidad.

QUIEN ES SU GABINETE

En total, el Gabinete de Trump tiene un valor estimado de US $ 4,500 millones – y todavía tiene dos selecciones (los secretarios de agricultura y asuntos de veteranos) que hacer.
Esa suma es un 60% más alta que la riqueza agregada del actual Gabinete de Barack Obama, que Forbes estima ser de $ 2.75 mil millones – en gran parte gracias a la secretaria de comercio y la heredera de Hyatt Penny Pritzker, que vale 2,500 millones de dólares. El secretario de Estado John Kerry, que se casó con la fortuna de la familia Heinz, agrega otros 150 millones de dólares. Los miembros restantes tampoco son indigentes: todos menos tres son millonarios.
Las estimaciones para el Gabinete de Trump no incluyen la propia fortuna del presidente electo por 3,700 millones de dólares.

Rex Tillerson, secretario de Estado
El ejecutivo texano, consejero delegado de ExxonMobil en la última década, será el jefe de la diplomacia de EEUU. Previsiblemente, será dura. Sin experiencia pública alguna, hay varios asuntos espinosos para los legisladores. Sobre todo la estrecha relación de Tillerson con el presidente ruso, Vladimir Putin. El senador republicano John McCain ha asegurado que “es una cuestión que me preocupa”. También preocupan los potenciales conflictos de interés por temas petrolíferos.

General James Mattis, secretario de Defensa
El “general de generales” -como le describe Trump- tiene 66 años y se jubiló del Cuerpo de Marines hace cuatro; casi cuatro décadas después de unirse a él y haber dirigido operaciones en Irak y Afganistán. Apodado “perro loco”, estuvo al frente del “Centcom” entre 2010 y 2013. Consiguió una exepción de los senadores a la limitación fijada por ley de que los nominados para este puesto lleven al menos siete años retirados.

Wilbur Ross, secretario de Comercio
La revista ‘The Economist’ le ha apodado “Mr. Proteccionismo”. A sus 79 años tiene una dilatada experiencia en “salvar y crear empleos manufactureros”, según señaló un portavoz de Trump a la agencia Reuters. También ha tenido algún contacto con la Casa Blanca, en la etapa de Bill Clinton, y asesoró al alcalde de Nueva York Rudi Giuliani sobre privatizaciones.

Steve Mnuchin, secretario del Tesoro
Graduado en la Universidad de Yale, el multimillonario banquero de 54 años se unió a la campaña de Trump como director financiero. Tras su graduación en 1985, Mnuchin comenzó a trabajar en Goldman Sachs -donde fue nombrado socio y de la que se fue en 2002. Después se dedicó a los Hedge Fund, en los que trabajó y fundó, y a la creación del banco renombrado como OneWest (antes IndyMac). Varias polémicas sobre conflictos de interés en esta última etapa se han convertido en una polémica.

Elizabeth ‘Betsy’ DeVos, secretaria de Educación
Defensora de los colegios concertados y de la libre elección de colegios (con la utilización de fondos públicos para centros privados). La nominada es esposa de Dick DeVos, cuya familia posee una fortuna de 5,100 millones de dólares según la lista Forbes. No se conoce ‘oficio’ público antes de DeVos, de 59 años, aunque si ha ocupado varios sillones en consejos civiles y ha realizado donaciones a candidatos republicanos
.
Scott Pruitt, director de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA)
Los expertos del cambio climático no salen de su asombro por la elección para el cargo de este abogado que hasta ahora era fiscal general de Oklahoma y que como Trump cuestiona el cambio climático. Desde 2011 ha presentado más de una decena de demandas contra la EPA; por ejemplo por el Plan de Energía Limpia. Entre los demócratas y los activistas se cuestiona la sintonía de Pruitt, de 48 años, con la industria petrolera y del gas.

Rick Perry, secretario de Energía
El ex gobernador de Texas (y ex aspirante a la Casa Blanca) ha dejado el sillón en varios consejos de administración como el del polémico oleoducto Dakota Acess o el que ocupaba en Energy Transfer Partners. En su primer intento de ser elegido candidato republicano en 2012, Perry propuso eliminar el departamento que va a dirigir para ahorrar gastos. Los incentivos fiscales concedidos durante su etapa como gobernador de Texas a la industria energética están en el punto de mira de sus críticos.

QUIEN ES DONALD TRUMP

Nacido y criado en Queens, en la ciudad de Nueva York, Trump recibió un título de economía de la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania en 1968. En 1971, se hizo cargo de la empresa de bienes raíces y construcción Elizabeth Trump & Son, que fue más tarde Renombrada la organización del triunfo. Durante su carrera empresarial, Trump ha construido, renovado y gestionado numerosas torres de oficinas, hoteles, casinos y campos de golf. Poseyó los desfiles Miss USA y Miss Universo de 1996 a 2015, y ha prestado el uso de su nombre en la marca de varios productos. De 2004 a 2015, recibió The Apprentice, un reality show de televisión en NBC. A partir de 2016, Forbes lo enumeró como la 324a persona más rica del mundo (113a en los Estados Unidos), con un valor neto de $ 4.5 mil millones.
Trump buscó la nominación presidencial del Partido Reformista en 2000, pero se retiró antes de que comenzara la votación. Consideró correr como republicano para las elecciones de 2012, pero finalmente decidió no hacerlo. En junio de 2015, anunció su candidatura para las elecciones de 2016, y rápidamente surgió como el favorito entre los 17 contendientes en las primarias republicanas. Sus oponentes finales suspendieron sus campañas en mayo de 2016, y en julio fue nominado formalmente en la Convención Republicana junto con Mike Pence como su compañero de fórmula. Su campaña recibió cobertura mediática sin precedentes y atención internacional. Muchas de sus declaraciones en las entrevistas, en las redes sociales y en las manifestaciones de la campaña fueron polémicas o falsas.
Trump ganó las elecciones generales el 8 de noviembre de 2016 contra la rival demócrata Hillary Clinton. A los 70 años, se convertirá en la persona más antigua y rica en asumir la presidencia, la primera sin el servicio militar o gubernamental anterior, y la quinta con menos de una pluralidad del voto popular nacional.

CUALES SON LOS TEMAS CLAVES DE SU AGENDA

INMIGRACION
Uno de las temáticas que Trump explotó en los inicios de su campaña fue el tema migratorio. Desde los migrantes latinos hasta los musulmanes, a los cuales atacó de ser los causantes de los ataques terroristas que vive Estados Unidos. Prometió deportaciones express y construir un muro en la frontera con México, auqnue después se ha ido retractando ante la imposibilidad de hacerlo –según expertos. No es claro lo que finalmente hará, su equipo y el mismo Trump han garantizado que lo llevará a cabo en sus primeros días de gobierno.

EEUU-MEXICO
México, el vecino del sur, se ha convertido en el blanco de sus ataques. Acusó a los mexicanos de enviar criminales a Estados Unidos y atacó la inversión de compañías estadounidenses en ese país. Desde entonces ha amenazado, principalmente a la industria automovilística, con multar a través de impuestos, a las empresas que continúen con sus planes de abrir más plantas en estados mexicanos. Desde entonces, la Ford y General Motors han echado marcha atrás a los convenios preestablecidos.

TERRORISMO
Trump convirtió a los musulmanes en un blanco para sus ataques. Primero expresó que les prohibiría entrar al país, aunque después se corrigió. Ahora, con la señal en los nombramientos de “mano fuerte” en su gabinete se anticipa una mano dura en la diplomacia con el mundo musulman y un acercamiento con Israel.

CREACION DE TRABAJOS
El presidente electo piensa que con la restricción a empresas de que se vayan se crearán más empleos en el país. Una de sus grandes promesas a los estadounidenses de clase media-baja fue esa: traer esos trabajos a sus comunidades. Si Trump no lo hace tendrá una población no muy contenta con eso.

Reynaldo@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...