Sólo cortes arbitrarias acabarían con los Dreamers

Por Arnoby Betancourt

El Comité de Apropiaciones está controlado por el Partido Republicano.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. Los Derechos Individuales son los más antiguos y tradicionales de los valores estadounidenses. La Constitución redactada en 1787 por los delegados de las 13 colonias congregados en Filadelfia, siendo extraordinaria, era profundamente incompleta, dado que no incluía los derechos individuales y no era aplicada para todos, pues solo hacía alusión a los hombres blancos con propiedad.

La no existencia de una “declaración de derechos individuales” se convirtió en un obstáculo para la ratificación de la Constitución por parte de los Estados. Fueron cuatro años más de intensos debates antes de que se pudiera resolver la nueva forma de gobierno. Los federalistas se oponían a la inclusión de la Declaración de los Derechos Civiles con base en que no era necesario y los anti-federalistas, que le temían a un gobierno centralista, se negaban a apoyar la Constitución sin ese documento de garantía a los derechos civiles.
Al final, el sentimiento y la voluntad popular fueron decisivos. El pueblo estadounidense, hastiado de la déspota monarquía británica, quería garantías fuertes en el sentido de que el nuevo gobierno no pisoteara sus derechos individuales y sus garantías civiles, de tal manera que los arquitectos de la Constitución le hicieron caso a Tomas Jefferson que había argumentado: “A lo que el pueblo tiene derecho es una declaración de derechos contra todo gobierno en la tierra, sea general o particular que es a lo que ningún gobierno justo debe denegar, ni relegar a la ley tacita.”
La Declaración de Derechos Civiles de los Estados Unidos, inspirada por Jefferson y redactada por James Madison, fue adoptada y en 1791, las primeras diez enmiendas de la Constitución se convirtieron en ley nacional. Por tan evidentes soportes constitucionales, es que todos los “DREAMERS” están amparados por un Sagrado Derecho Constitucional del Debido Proceso a tener una oportunidad en una Corte y demostrar que verdaderamente hacen parte de la nueva generación de migrantes, educados y formados por los Estados Unidos de América.
Bien lo había ordenado el entonces Presidente de EE.UU., Barack Obama, haciendo justicia, para que las Oficinas del Servicio de Inmigración y Aduanas de los EE.UU. incluyeran a los “DREAMERS” en el programa humanitario “Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia” (DACA): “Somos y siempre seremos una nación de inmigrantes. Nosotros también una vez fuimos inmigrantes. Y si nuestros antepasados fueron inmigrantes que cruzaron el Atlántico, o el Pacífico o el Río Grande, simplemente estamos aquí porque este país les dio la bienvenida y les enseñó que ser estadounidense va más allá de cómo nos vemos o de nuestros apellidos o qué religión practicamos”; en otras palabras, Sin los Dreamers todos perdemos.
En el portal ThoughtCo, el 17 de julio, María Luz Rodríguez escribió un didáctico artículo ilustrativo sobre todo lo que se debe saber de La Acción Diferida DACA. María Luz Rodríguez, es egresada en Ciencias Políticas de la City University of New York, con la altísima distinción “Summa Cum Laude” y recibió el “Honor Phi Beta Kappa”, uno de los más prestigiosos galardones a nivel educativo en Estados Unidos. Ella escribe sobre asuntos migratorios en los Estados Unidos, país del que es orgullosamente ciudadana por naturalización.
Algo muy importante, es que en su presentación hace alusión a una frase de la inolvidable activista estadounidense Ann Eleanor Roosvelt, quien presidio la Comisión de Juristas que redacto la Declaración Universal de los Derechos Humanos y que están instituidos para todas las sociedades demócratas del mundo entero desde el 10 de Diciembre de 1948:
“El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños”.
El congresista demócrata por California Pete Aguilar introdujo el pasado jueves una enmienda en una ley presupuestaria fuera del foco público que, de ser aprobada definitivamente, permitirá trabajar para el Gobierno federal los soñadores protegidos por la Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en sus siglas en inglés). La propuesta de ley fue aprobada por el Comité de Apropiaciones, de mayoría republicana, y ahora deberá ser sometida a votación por la Cámara de Representantes y refrendada por el Senado.

“Estos jóvenes hombres y mujeres se identifican como estadounidenses, y viven en el único país que han llamado su hogar”, explicó Aguilar en un comunicado. “Negarles la oportunidad de servir a su comunidad y a su país a través del servicio público contradice flagrantemente los valores fundamentales de este país”, añadió.
El Comité de Apropiaciones está controlado por el Partido Republicano. El pasado jueves aprobó una ley para inyectar 20.000 millones de dólares al Departamento del Tesoro y varias agencias federales que incluía varias disposiciones ajenas a su propósito (riders), entre ella, la referida a los soñadores, pero también otras sobre armas de fuego, suicidio asistido o la implicación de las iglesias en política, según informa la agencia AP.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...