Cuatro rasgos que generan riesgo de drogadicción

Por Arnoby Betancurt

Un novedoso programa desarrollado en la Universidad de Montreal detectó ciertos tipos de personalidad que hacen más propensos a los jóvenes a consumir drogas.

Share This With Friends:


Dallas, TX.-En el mundo se han desarrollado muchos programas antidrogas para prevenir el consumo de sustancias alucinógenas, uno de los problemas sociales y de salud pública más delicados. Estos se han enfocado principalmente en los niños y jóvenes. Uno de los más famosos fue el D.A.R.E. promovido por Nancy Reagan en los años ochenta, con el lema “Just Say No”. Sin embargo, la eficacia de estos no ha sido muy alta debido a que depende en gran medida de la educación recibida en casa y el colegio.

Un nuevo programa antidroga llamado Called Preventure, desarrollado por Patricia Conrod, profesora de psiquiatría de la Universidad de Montreal fue puesto a prueba en Canadá, Australia, Holanda y el Reino Unido. Este identifica ciertos rasgos del temperamento de los niños que los hace tener mayor riesgo de consumir drogas y caer en la adicción.
Entre ellos están la búsqueda de sensaciones, la impulsividad, la sensibilidad a la ansiedad y la desesperación. Tres de estas cuatro conductas identificadas por Conrod y su equipo de investigación están relacionados con problemas de salud mental, un factor crítico para tener alto riesgo a las adicciones.
La impulsividad, por ejemplo, es muy frecuente en personas con trastorno por déficit de atención con hiperactividad, mientras que la desesperación suele ser es un precursor de la depresión. La sensibilidad a la ansiedad está vinculada al trastorno de pánico y aunque la búsqueda de sensaciones no está conectada con ningún otro diagnóstico, hace propensa a una persona a caer en experiencias intensas como las que producen las drogas.
Los ensayos fueron todo un éxito. Al identificarse estos rasgos se puede conocer hasta en un 90 por ciento el nivel de riesgo de caer en las drogas. Esto permite Al identificar actuar a tiempo y reducir los casos de drogadicción y alcoholismo.
Called Preventure comienza con una doble jornada de entrenamiento para los profesores, a quienes se les da un curso para aprender técnicas terapéuticas que ayudan a combatir problemas psicológicos. Al inicio del año escolar, los niños y adolescentes deben someterse a un taller de una hora y media que ayuda a identificar estos rasgos rasgos de personalidad.
La idea es que las personas con este tipo de conductas sean detectadas y tratadas a tiempo para evitar que caigan en la drogadicción y en otro tipo de comportamientos que son dolorosos para una familia y peligrosos para la sociedad.
Maia Szalavitz, autora del libro Unbroken Brain: A Revolutionary New Way of Understanding Addiction, señala que no todas las personas que consumen alcohol, cocaína, opioides y meta anfetaminas se vuelven adictos. De hecho, muchos lo hacen por curiosidad y presión social cuando otros de su misma edad les venden la idea de que las drogas son necesarias para ser incluidos en un grupo. Muchos las consumen pero las dejan con el tiempo mientras que otros se quedan en ese círculo vicioso. Called Preventive parece ser una nueva herramienta para prever a tiempo quien podría estar más en ese último grupo.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...