Hablemos claro de Migración y TLC

Por Luis de la Teja

Debemos tener cuidado que por poner el ojo fijo en el garabato de las trumperias del norte del Bravo, descuidemos al garabato de los problemas nacionales.

Share This With Friends:


Luis Manuel DE LA TEJA

La riqueza en Estados Unidos y México, existe un capitulo de migrantes mexicanos que explica, en gran parte, que el país de las barras y las estrellas sigan siendo la primera potencia del mundo. Nada habla de Trump de la productividad estancada por décadas o del envejecimiento y jubilación de los baby boomers. En México, tampoco se habla que migrantes subsidian saca dólares, mismo que se refleja en los depósitos mexicanos en bancos y otras empresas financieras en EU alcanzaron desde finales de 2012 a febrero de 2016, 54% arriba de los 54 mil 552 millones que ya se habían fugado del país hasta 2012.

Una de las explicaciones de la fuga de las divisas es que la población mexicana con mayores ingresos, la divisa estadounidense les resulte barata y les genere mayores dividendos tenerla en otro país y protegerse de la volatilidad en el precio de la moneda nacional.
Federico Reyes Heroles, precisa que un país como el nuestro, con más de 120 millones de habitantes con un intercambio comercial de cientos de millones de dólares al año, con la frontera más transitada del orbe, con millones de visitantes en ambos lados de la frontera, nuestro país ha sido incapaz de detener las agresiones, deformaciones y francas mentiras de un solo hombre. Plantea el hecho irrefutable que al ser el lucro, el valor preeminente como moneda de cambio que regula las relaciones económicas y sociales, desemboca en la palabra del 2016: “posverdad”, en la que como bien cita Juan Villoro, desaparece la verdad.
“No hay nada nuevo en que se digan mentiras o en que se distorsionen los datos, lo sorprendente es la condición dominante de las simulaciones. Con el tuit, ¿la cosa pensante se disocio de la verdad para ser la cosa virtual, que pronto será la cosa delirante? Un mejor amanecer implica no solo conocer la verdad, sino desentrañar la raíz de la mentira, que subyace en el mercantilismo perverso, caldo de cultivo de la deshumanización.
Coincido con Gil Games que: “México tiene un problema más grave que su gobierno, su economía, su política, sus elecciones. México tiene un problema moral, no sabe lo que está bien y lo que está mal, cual es el rumbo, salvo que supongamos que el rumbo lo deciden solamente los gobiernos”.
No hay tiempo para divagaciones, la “Desunión Nacional” frente a EU en 1847 nos costó la perdida de la mitad de nuestro territorio. Estamos en cuenta regresiva. Hoy empiezan las licitaciones para la construcción del muro y para fines de este año la negociación del TLC, que de prolongarse el año entrante en las elecciones presidenciales en México y legislativas en EU es condenarlo a muerte.
La Revolución Mexicana, nos enseño que carrancistas y villistas, aunque saquearon comercios, preservaron la economía de la exportación y marcaron una geografía de integración. Queda claro la urgencia de fortalecer a México bajo un proyecto unificador. Como país nos urge funcionar bien con base en acuerdos respecto de áreas de interés común. La resistencia hasta ahora se ha abocado a debilitar al contrario y a ignorar la contribución de los migrantes a sus comunidades de origen y destino.
Debemos tener cuidado que por poner el ojo fijo en el garabato de las trumperias del norte del Bravo, descuidemos al garabato de los problemas nacionales.

Luis Manuel de la Teja

editorteja@yahoo.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...