Ricardo Amador López, músico cubano con alma colombiana

Share This With Friends:


Ricardo Amador López, músico cubano con alma colombiana

Por Luis Lara.

Foto: Luis Lara.

Dallas, Texas. El 2 de septiembre de 1983, Ricardo el hijo mayor de la familia Amador López, llegó de Cuba a Bogotá acompañado de sus tres hermanos y sus padres. Sorprendido y asustado, se resiste a renunciar a la alegría, el calor y la solidaridad de su tierra. A 16 grados de temperatura y con una altura de 2.600 metros sobre el nivel del mar, Bogotá la capital Colombiana, se muestra indiferente para este joven inmigrante, en sus primeros días.

Entre la nostalgia y la rebeldía, decide poner sus lecciones de guitarra clásica al servicio de su prodigiosa lírica. De allí, canciones como Camagüey al filo de la madruga, La Habana y Madre, son el testimonio de su llegada y su nueva historia.

El cantautor, no tardó en recibir el cariño fraterno de los colombianos, para quienes quedó bautizado como “el cubano”. Muy querido por sus seguidores y amigos, siempre estuvo dispuesto a ayudar y a compartir su cotidianidad y su música.

Becado por su talento musical, estudia Publicidad y Mercadeo, sin dejar de lado su pasión por la música, sigue componiendo y proponiendo su trabajo en diferentes escenarios de la ciudad.

En el año 1999, Ricardo funda Areito de Cuba, en compañía de Gastón de Jesús Gonzales, habanero de pura cepa y ex integrante de Albita Rodríguez, con quien trabajó por más de 10 años. Por el grupo pasaron varios músicos colombianos, jóvenes talentosos que se le medían a seguir la síncopa del son, convirtiéndose Areito en un semillero de músicos profesionales, que hoy día recuerdan su paso por la agrupación con respeto y cariño.

Dedicado totalmente a la música y experimentando con sus propias composiciones, se lanza a la producción musical en el año 2.000, con el sello Areito Producciones, con el cual apoya a los músico independientes y crea diferentes productos dirigidos a músicos, productores musicales y DJs.

Convencido de que la música es un bien público y universal, que la música no es propiedad privada de los músicos y para los músicos, ha diseñado un portafolio de servicios que le permiten al público general hacer sus propias creaciones y arreglos. Muchas ideas han pasado por el equipo de Areito Producciones, el cual está conformado por músicos y técnicos radicados en diferentes partes del mundo que a través de las nuevas tecnologías y bajo la dirección de Ricardo Amador, han convertido estas ideas en obras musicales, no solo en Colombia, sino en países como Suiza, España, Venezuela, Canadá, entre otros.

Ricardo, radicado en Dallas TX desde febrero del presente, tiene la nostalgia confundida, entre la tierra que lo vio nacer y la tierra que lo forjó y le dio la oportunidad de ser músico, vivir de su profesión y compartir su talento, hoy Ricardo, con esposa e hijas colombianas, siente a Colombia como cualquier colombiano, disfruta sus triunfos y llora sus derrotas.

Con muchos planes y expectativas y un trabajo siempre muy dedicado, le propone a la ciudad, Areito Latin Music, una agrupación versátil y nutrida por la diversidad musical de los pueblos del caribe, donde se puede disfrutar de la cumbia, el son, el chacha, el bolero, la salsa y el merengue, con un sonido particular y fresco.

Areito Latin Music, cuenta con varios seguidores, su público creciente los acompaña todos los viernes en el restaurante Casa Vieja y fue el invitado especial en la celebración del 20 de Julio en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Dallas Fort Worth, donde acompañó a la Asociación Colombiana, en una muestra cultural y artística.

Pie de foto:

Areito Producciones, bajo la dirección de Ricardo Amador López, músico cubano, con alma colombiana, continúa sus labores con dos producciones realizadas en Dallas, visualizando el área Metropolitana de Dallas/ Fort Worth como una oportunidad para el desarrollo de la industria musical.

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...