POBREZA URBANA

Por Claudia Herrmann

Vista General Downtown Dallas
Vista General Downtown Dallas

Share This With Friends:


Claudia Herrmann
Presidente de la
Asociación de
Mujeres Empresarias y Profesionales de Dallas

Cuando llegué a vivir a Dallas hace casi 16 años no me podía explicar cómo había personas viviendo debajo de puentes en lugar de tener un techo sobre su cabeza, así fuera modesto. Muchas de las personas que viven en las calles padecen alguna enfermedad mental. Estaban confinadas en alguna institución siquiátrica y fueron echadas a la calle. Otras caen en la desposesión debido a causas diversas como el abuso de drogas o alcohol, u otros factores.

En esta sociedad siempre ha habido inequidad. Conviven en un mismo espacio los putrimillonarios de la sociedad y los desposeídos relegados por la misma. En ciudades como Dallas, se aprecian los esfuerzos por convertir áreas otrora descuidadas y económicamente deprimidas como Deep Ellum u Oakcliff en suntuosos centros habitacionales y comerciales que atraen a una población laboral joven, soltera o casada pero sin hijos, así como ejecutivos pertenecientes a los mandos medios y altos de las empresas. Es un fenómeno conocido como aburguesamiento o gentrificación. Cuadras completas de casas habitadas por familias de ingresos medios bajos o bajos y pequeños negocios como vulcanizadoras, talleres y salones han cedido el paso a grandes complejos de departamentos, gimnasios, restaurantes de reconocidos chefs, tiendas cuyo mercado son personas de alto nivel adquisitivo, y modernísimos edificios de oficinas.

Por supuesto que este fenómeno es bien visto porque áreas infestadas de criminalidad ahora son espacios visualmente atractivos con edificaciones modernas y de alto nivel. La población que tiene ingresos altos también es capaz de pagar más impuestos.

Grandes corporativos como Toyota y State Farm han mudado sus oficinas principales a Plano y Richardson, agregando miles de nuevos residentes de poder adquisitivo medio y alto a ambas ciudades. Otras empresas han establecido filiales en el Metroplex de Dallas / Fort Worth, lo cual también ha contribuido a una inmigración de población proveniente de otros estados. Esta migración y expansión corporativa, así como el crecimiento económico que ha seguido después de la crisis económica de 2008, los precios de las viviendas se han visto incrementados en 50 por ciento desde 2012. En algunas áreas como Frisco y McKinney, casas que costaban $280,000 en 2012 en la actualidad se venden en medio millón de dólares.

Sin embargo, el aburguesamiento no implica un mejor nivel de vida para la población que vive en la pobreza. De acuerdo a un censo de 2010 citado por Joel Kotkin y Wendell Cox en el Dallas Morning News, más del ochenta por ciento del crecimiento poblacional de los núcleos urbanos en la primera década del siglo fue el de la población de bajos recursos. Las vecindades urbanas clasificadas como pobres en 1970 continuaban teniendo la misma clasificación cuatro décadas después.

Las familias de bajos recursos son desplazadas a zonas pobres con altos niveles de criminalidad dentro de las mismas ciudades que conforman el Metroplex de Dallas y Fort Worth, o bien, a pueblos y pequeñas ciudades en la periferia del Metroplex.

Las ciudades del Metroplex DFW han resistido la tentación en la que han caído otras ciudades como Los Angeles, Seattle y San Francisco de imponer impuestos estatales al ingreso, gravar el uso de los automóviles o dejar de vigilar comunidades vulnerables en aras de dar coba al movimiento “Black Lives Matter” (con el consiguiente aumento en las tasas de criminalidad).

Lo que deben hacer las ciudades es crear un ambiente propicio para que las poblaciones vulnerables tengan acceso a servicios educativos y de salud de calidad, así como a empleos que les permitan tener una vida digna. Con ello, la gran división entre ricos y pobres se podría reducir un poco.

Hasta la próxima y buena suerte.

 

Claudia Herrmann es Presidente de la Asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales de Dallas cherrmann@amepusa.org

 

Share This With Friends:


También puedes leer...

Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...