Agenda migrante para una nación transnacional

Por Luis de la Teja

Luis Videgaray

Share This With Friends:


Luis Manuel DE LA TEJA

La migración en México como válvula de escape llego a su fin con la era de Trump. Se abordaba como un tema de política exterior y de atención exclusiva a las diásporas, sin que hubiera un interés realmente en retener y contener los flujos, como tampoco revertir los factores socio económico que la provocaban y reproducían.

En el contexto mexicano, la prioridad actual es crear estrategias de desarrollo local dirigidas a zonas tradicionalmente expulsoras, para mitigar los posibles costos sociales derivados de la no migración; segundo, crear las condiciones materiales que mejoren la calidad de vida de estas áreas y en lo posible reducir la probabilidad de una migración posterior.
La comentocracia mexicana se pregunta ¿en qué momento, o bajo qué condiciones, un país le puede plantear a otro asuntos que requieren de un compromiso político y público mayor? El TLC, coadyuvo a la transformación de innumerables sectores industriales, abrió oportunidades para el crecimiento de empresas y actividades, elevo la productividad de grandes porciones de la economía y logro su objetivo principal respecto a la inversión.
Empero, sin menospreciar sus grandes éxitos, tuvo también sus reveses; dividió en dos partes al país, la parte norte relacionada con el sector externo y el sur se vio rezagado, creció un sector de servicios con muy baja productividad, aumento la informalidad y exacerbó las diferencias entre los mexicanos. No se calculó los efectos colaterales.
La agenda migrante en siete acuerdos plantea:
Generar una red de redes o coalición con los diferentes grupos de líderes migrantes en Estados Unidos e incluir a aliados americanos y a otras diásporas afines para trabajar estrategias conjuntas.
Exigir al ejecutivo una ampliación del presupuesto 2017 a favor del empoderamiento, protección, asistencia legal e información a través de campañas masivas para los migrantes. Fundamental ayudar a los connacionales en vulnerabilidad y a los Dreamers.
Inclusión de los migrantes en diferentes instancias de gobierno, gobiernos estatales, consulados y asesorías.
Contar con esquemas de certificación de competencias y habilidades así como facilitar la revalidación de estudios de aquellos que regresan.
Realizar acuerdos con empresarios, fundaciones e instancias gubernamentales para la integración económica y social de los migrantes en retorno y para la puesta en marcha de proyectos productivos con remesas e inversión mixta.
Realizar negociaciones en paquete del TLC, temas migratorios y seguridad.
Alianzas con medios de comunicación de ambos lados de la frontera para comunicar y dimensionar la realidad y aportaciones de los mexicanos en Estados Unidos.
Finalmente se acordó realizar un par de encuentros en los Estados Unidos y en Estados particularmente difíciles para incluir a migrantes indocumentados para de esta forma, entender su perspectiva y retos de viva voz.
editorteja@yahoo.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...