Colombia en el corazón del mundo por el histórico acuerdo

Por Arnoby Betancurt

Son 220 mil colombianos los que perdieron la vida entre 1958 y 2013 por cuenta del conflicto armado, según el informe de Memoria Histórica.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. Tras cuatro años de negociaciones, el Lunes 26 de septiembre pasado, se cumplió uno de los hechos más importantes en la historia de Colombia. El Gobierno Nacional y las FARC firmaron en Cartagena el acuerdo con el que se espera poner fin a más de medio siglo de conflicto armado y alcanzar la paz. 

“Hoy Colombia y la comunidad internacional –representada por sus más altos dignatarios– saludan el acuerdo de paz como la mejor noticia en medio de un mundo convulsionado por la guerra, los conflictos, la intolerancia y el terrorismo”. JUAN MANUEL SANTOS, PRESIDENTE DE COLOMBIA

“En nombre de Farc ofrezco perdón a todas las víctimas del conflicto” Nuestra responsabilidad ética e histórica es hoy mayor que nunca. Que las niñas y los niños de Colombia tengan la real posibilidad de crecer y ser felices en un país en paz”, DIJO RODRIGO LONDONO, TIMOCHENKO.

El patio de banderas del Centro de Convenciones de Cartagena fue el escenario escogido para recibir 15 presidentes y 27 cancilleres de Argentina, Bolivia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela, entre otros países.
Hacia las 5:00 p.m. de este Lunes 26 de Septiembre, en la explanada San Francisco del Centro de Convenciones Julio César Turbay Ayala, se llevo a cabo la firma del trascendental e histórico Acuerdo Final. Dieron testimonio con su presencia al acto, más de 250 víctimas provenientes de Bogotá, Medellín y Cali.
Ese momento fue registrado por más de 1.000 periodistas, camarógrafos, fotógrafos y técnicos que vinieron de todas partes del mundo a cubrir el evento.
Además de los jefes de Estado y de Gobierno, el acto fue refrendado con la presencia de el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon; el Secretario General de la OEA, Luís Almagro; la Directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde; el Director del Banco Mundial, Jim Yong Kim; el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luís Alberto Moreno, entre otras personalidades.
Así mismo, estuvieron presentes el Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry; el Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolín; y el Rey emérito de España, Don Juan Carlos de Borbón, y los directivos de los principales organismos multilaterales del mundo.
La guerra con las FARC ha sido tan larga, desde 1964, que nadie ha podido calcular con certeza el daño infligido, que ha sido mucho.
Estás son las cifras aproximadas: 13.001 víctimas de minas antipersonales, la mayoría de ellas sembradas por las FARC; 21.900 secuestrados, según el ex secuestrado y líder de víctimas de ese flagelo Herbin Hoyos; más de 3,500 niños reclutados, según el Informe Basta Ya de Memoria Histórica; decenas de pueblos destruidos, torres derribadas, oleoductos bombardeados; más de 30 mil campesinos despojados por las FARC, según los casos que ha recibido la Unidad de Restitución de Tierras.
Son 220 mil colombianos los que perdieron la vida entre 1958 y 2013 por cuenta del conflicto armado, según el informe de Memoria Histórica. Solo una fracción de ellos a manos de las FARC, pero la mayoría de los otros -los de los paramilitares, los de las fuerzas del Estado- también justificados en aras de su existencia.
No se pueden cuantificar las capturas masivas que injustamente se hicieron para encontrar a los supuestos auxiliadores de las FARC. Ni los torturados por las fuerzas de seguridad para sacar información que condujera a los guerrilleros. Ni las familias que se quebraron pagando un secuestro o que se rompieron porque no pudieron superar el trauma. Ni los que se enfermaron de la angustia ni los que en cambio de ser una cosa terminaron siendo otra por el odio, el miedo o incluso la ilusión que desencadenó en ellos la revolución fariana.
La guerra contra las FARC es una cicatriz –grande- en la historia de Colombia y lo que se pacto este Lunes 26 de Septiembre de 2016, es que comience a sanar.

arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...