Trump cambia estilo y apela a la unidad

Share This With Friends:


AGENCIAS

WASHINGTON.-Donald Trump se estrenó hoy como presidente electo de EE.UU. dejando de lado su habitual tono incendiario y llamando a unir el país tras una dura campaña electoral.

“Ahora es el momento de que Estados Unidos venda las heridas de la división”, dijo Trump en su primera comparecencia como vencedor, en un céntrico hotel de Nueva York.

Arropado por su familia sobre el escenario, el magnate tuvo palabras amables para su rival, Hillary Clinton, a la que agradeció por llamarle para admitir su derrota y a la que quiso felicitar por su duro trabajo durante la campaña y a lo largo de su carrera.

“Hillary ha trabajado mucho tiempo y muy duro (…) y le debemos una gran deuda de gratitud por su servicio a nuestro país”, señaló.

“Lo digo muy en serio”, añadió Trump, que a lo largo de la campaña dedicó todo tipo de acusaciones y calificativos negativos a su rival y su servicio público, que se ha prolongado por tres décadas.

Hoy el republicano evitó los ataques y prefirió no mencionar sus propuestas más polémicas, como las relativas a la inmigración, incluida la de construir un muro en la frontera con México.

Al contrario, con un tono muy presidencial, prometió buenas relaciones con otros países, dijo que será un “presidente para todos los estadounidenses” y quiso tender la mano a sus detractores.

“Les pido su orientación y su ayuda para que podamos trabajar juntos y unificar nuestro gran país”, les dijo.

Trump insistió además en la idea de que lo que le ha llevado a la Casa Blanca ha sido, más que una campaña, “un gran movimiento” impulsado por millones de personas “que aman a su país y quieren un futuro mejor para ellos y sus familias”.

“Es un movimiento formado por estadounidenses de todas las razas, religiones, orígenes y creencias, que quieren y esperan que nuestro Gobierno sirva a la gente”, dijo.

“Trabajando juntos vamos a empezar la tarea urgente de reconstruir nuestra nación y renovar el sueño americano”, añadió, repitiendo sus promesas de reconstruir infraestructuras y crear puestos de trabajo.

En definitiva, insistiendo en la promesa central de su campaña, el “Make America Great Again” (Hacer grande de nuevo a EEUU) que hoy lucían orgullosos en las ya clásicas gorras rojas muchos de los seguidores que le escuchaban en el hotel Hilton.

Fuera del mismo, decenas de simpatizantes celebraban la victoria electoral con gritos de “¡Trump! ¡Trump!” y “¡U.S.A., U.S.A.!”.

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...