La Corte Suprema de Estados Unidos dispuesta a imponer límites al poder del gobierno

Por Arnoby Betancourt

Los estados procesan la mayoría de los delitos contra las personas, como asesinatos y agresiones, y muchos en contra de la propiedad, como robos y asaltos. De hecho, los estados procesan un número mucho mayor de delitos que el gobierno federal.

Share This With Friends:


La Corte Suprema de Estados Unidos parecía dispuesta el miércoles a imponer límites al poder del gobierno para anular la ciudadanía estadounidense a inmigrantes por mentir durante el proceso de naturalización. La última sesión de argumentos de la Corte Suprema, hasta su reanudación en octubre, fue particularmente animada e incluyó un duro regaño a un abogado del Departamento de Justicia por parte del juez que lleva más tiempo en la corte, y ejemplos de mentiras menores que los mismos jueces podrían decir.

El gobierno del presidente Donald Trump sostiene que incluso mentiras menores como manejar muy rápido u omitir apodos infantiles pueden conllevar a la pérdida de la ciudadanía. El juez Anthony Kennedy dijo al abogado Robert Parker que su argumento “está degradando el valor incalculable de la ciudadanía”.

El presidente de la corte John Roberts, quien muchas veces advierte sobre los amplios poderes del gobierno en casos criminales, dijo que la interpretación que hace el gobierno de las leyes migratorias podría conllevar a “abuso de la fiscalía”.

Los abogados del gobierno del expresidente Barack Obama tuvieron la misma opinión que sus sucesores. La corte está considerando el caso de una serbia étnica de Bosnia a quien se le revocó la ciudadanía estadounidense por mentir sobre las circunstancias que la trajeron a Estados Unidos.

La mujer, Divna Maslenjak, y su familia recibieron estatus de refugiados en 1999 y se asentaron cerca de Akron, Ohio, en el 2000. Maslenjak se naturalizó en el 2007.
Inicialmente, dijo a funcionarios de inmigración que su esposo no había servido en las fuerzas militares serbio-bosnias. Esa fue una mentira, según reconoció ella después, y las cortes menores respaldaron el veredicto de culpabilidad que le dieron por cargos criminales.

El veredicto de culpabilidad automáticamente revocó su ciudadanía, y ella y su esposo fueron deportados en octubre. El asunto a resolver para los jueces es qué tan importantes fueron sus declaraciones falsas para su solicitud de ciudadanía. Cortes menores han estado en desacuerdo con el estándar.

Roberts trató de ilustrar la importancia de hacer distinciones entre las mentiras con un ejemplo sobre exceso de velocidad. “Hace un tiempo atrás, tanto que ya expiró el tiempo límite para cuestiones legales, manejé a 96 kilómetros (60 millas) en zona de 88 kilómetros (55 millas) por hora”, dijo Roberts, provocando risas. “No me arrestaron. Ahora, tú dices que si contesto a esa pregunta, ‘No’, 20 años después de que me naturalicé, tú puedes tocar a mi puerta y decir, ‘¿Adivina qué? Ya no eres ciudadano estadounidense'”.

Parker dijo las respuestas en los formularios y en las entrevistas podrías parecer inocuas, aun si no son ciertas. “Podría mentir sobre su peso, por decir algo…. El caso es que el Congreso específicamente abordó las falsas declaraciones bajo juramento en estos procesos. Ha especificado que es un delito mentir bajo juramento en el proceso de naturalización, aun sobre un asunto inmaterial, y ha señalado que ciertas de esas mentiras inmateriales deniegan categóricamente la naturalización”, afirmó. Parker.

Se espera que la corte decida para fines de junio sobre el caso Maslenjak vs. Estados Unidos.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...