¿Pagaría US$50 por una taza de café que viene del espacio?

¿Pagaría US$50 por una taza de café que viene del espacio? || El Hispano News
¿Pagaría US$50 por una taza de café que viene del espacio? || El Hispano News

Share This With Friends:


En Klatch Coffee, Sur de California, una taza de café cuesta US$55 y Café Astronaut de Nueva York cuesta la taza de café  US$50

¿Pagaría US$50 por una taza de café que viene del espacio? || El Hispano News
¿Pagaría US$50 por una taza de café que viene del espacio? || El Hispano News

Dallas, Texas. La Agencia Internacional de Noticias “Bloomberg News” con sede en Nueva York, ha publicado un artículo sobre los cafés especializados y de alto costo  y que se han convertido en una tendencia que ha tomado vuelo entre productores y consumidores en varios mercados, del mundo, especialmente en Estados Unidos. Los platos costosos generalmente se anuncian solos. La hamburguesa de US$35 en Db Bistro Moderne tiene ‘foie gras’ que chorrea del centro. El Golden Opulence Sundae de US$1.000 en Serendipity 3 está adornado con una hoja de oro.

Pero en el café Round K, en el Lower East Side de Nueva York, la taza de café Astronaut no es nada atractiva. Se trata de una bebida que tarda unos minutos en embeberse y llega a usted en una taza de porcelana preciosa, aunque no excepcional. La infusión marrón oscura llega sin decoración y una taza cuesta US$50.

Café de dos dígitos

El café con precios altísimos es cada vez más común. Eleven Madison Park, elegido por votación como el mejor restaurante del mundo (con un menú de degustación de US$295) ha introducido un servicio de café de US$24. Está hecho de granos colombianos del mejor nivel y preparado junto a la mesa.

Klatch Coffee en el sur de California llamó la atención recientemente con una taza de café que cuesta US$55. El año pasado, el tostador de Rancho Cucamonga, California, fue la única compañía de Estados Unidos en conseguir una cosecha de granos Esmeralda Geisha Cañas Verdes, extraordinariamente raros, desde Panamá. Se puede tener una conversación adicional sobre los granos yemeníes con sabor a chocolate de hasta US$240 la libra.

Round K no tiene menús de degustación de tres dígitos o granos disputados. El minúsculo café tiene un tostador en la ventana, sacos de café como alfombras y sándwiches de desayuno My Korean Girlfriend. Lo que hace que el café Astronaut de Round K sea tan caro es lo que el dueño Ockhyeon Byeon hace con los granos. Los envía al espacio.

A gran altura

“Quería comprobar los efectos de la presión atmosférica en el café”, dice Byeon. El platinado coreano de treinta y tantos años tiene un título en ingeniería eléctrica de la Universidad de Konkuk en Seúl y un tatuaje de la estructura molecular de la cafeína en su antebrazo derecho.

Comenzó a trabajar en cafeterías en la universidad y quedó fascinado por las reacciones químicas involucradas. En Round K experimenta con remojar granos en el agua del océano en la península Rockaways en Long Island y explora los beneficios de la extracción en frío congelando café molido y agua en contenedores presurizados.

Para hacer su café Astronaut, Byeon puso una libra de granos, provenientes de una pequeña granja en Colombia, en un globo meteorológico y la lanzó al espacio desde Nueva Jersey. Estima que el globo subió aproximadamente 30 millas (49 kilómetros), casi hasta la mesosfera.

 

Unas cinco horas más tarde recuperó el paquete muy envuelto en cinta adhesiva, usando un GPS. Cuando abrió el paquete, Byeon encontró los granos ligeramente congelados y cubiertos con agua, como resultado de la presión del aire.

 

Invité al experto en café Oliver Strand a disfrutar una taza de café Astronaut. (El café va y viene del menú de Round K, según el cronograma de tostado de Byeon. También vende paquetes de 60 gramos, suficiente para dos tazas, por US$50). Strand ha visitado tostadores y granjas en todo el mundo y escribe sobre café para publicaciones como el diario The New York Times.

Este sería el café más caro que hubiera probado que no hubiera preparado él mismo. En su casa, Strand preparó el café Geisha, una cepa comparativamente cara de granos etíopes cultivados en América del Sur, que las descripciones dicen que tienen notas a bergamota y cítricos.

Ha habido prisa por copiar Geisha en países como Brasil. Incluso si el resultado no es sorprendente, la etiqueta significa que los agricultores -y las cafeterías- pueden duplicar sus precios. “Todos quieren Geisha ahora”, dice Strand.

Cuando el café se hizo conocido por primera vez hace unos 12 años, los mayores compradores se encontraban en EE.UU. y Europa. Ahora el mercado es más grande en Asia, específicamente en Corea, China, Taiwán y Japón. Strand dice que esto es en parte un efecto Starbucks Corp.

“En EE.UU., Starbucks ha establecido el costo de una taza de café entre US$3 y US$5. Algunas personas pagarán más, pero es difícil ir más allá de eso. En China, tratan una taza de café de US$100 como otro bien de lujo, como un cinturón o un bolso. No lo están comparando con otra taza de café; lo están comparando con un buen filete. Del mismo modo, en Japón, una pequeña bolsa de granos se puede entregar como un regalo, al igual que un melón perfecto de US$200”.

arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


También puedes leer...

Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...