Las claves de la propuesta migratoria de Trump

Por Reynaldo Mena

Los extranjeros que sean detenidos sólo serán puestos en libertad bajo “circunstancias limitadas”

Share This With Friends:


Dallas, TX.- El martes pasado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó su nuevo plan migratorio en el cual se presentaron buenas y malas noticias para los indocumentados. La buena, es que los ‘dreamers’ han sido excluidos de la categoría de deportables, la mala, que la red de indocumentados que se ven expuestos a la deportación se amplia para los once millones de personas sin papeles.

El discurso de tolerancia cero frente a la inmigración indocumentada se topa con un fenómeno muy real en Estados Unidos, el de los miles de inmigrantes que fueron traídos de niños al país de forma irregular y que han crecido, estudiado y trabajado como cualquier otro estadounidense, los dreamers. Este colectivo, protegido de las deportaciones por la política migratoria de Barack Obama, seguirá disfrutando de la excepción si no tienen ningún delito pendiente, según los documentos facilitados este martes por el departamento de Seguridad Interior.
La protección de los dreamers nace del bloqueo que la reforma migratoria de Obama sufrió en el Congreso, en 2012. Al no poder sacar adelante el plan, aprobó una orden ejecutiva que cancelaba las deportaciones de los jóvenes indocumentados que habían inmigrado como de niños. Entonces, se estimaba que había más de un millón de estudiantes susceptibles de acogerse a un plan que les ofrecía un permiso de trabajo y residencia durante dos años prorrogables. No era una carta blanca: DACA solo beneficiaba a aquellos casos previos al 1 de enero de 2010, que hubieran llegado al país antes de cumplir los 16 años y tuvieran menos de 30 años al solicitarlo.
Trump se refirió la semana pasada cuando aseguró que el nuevo decreto “sería firme” pero tendría “mucho corazón”. “Vamos a ver esa situación”, dijo el presidente preguntado específicamente por los dreamers, “es una situación muy dura pero creo que va a acabar de forma feliz”, según publica el periódico español El País.
“El Departamento de Seguridad Nacional no excluirá clases o categorías de extranjeros en la implementación de la ley”, estipula uno de los documentos. “Todos aquellos que violen las leyes de inmigración (extranjeros ilegales) podrán ser deportados”, declara. Los agentes de inmigración (ICE) darán prioridad a aquellos ilegales que hayan cometido delitos o estén “condenados por alguna ofensa criminal”.
Los extranjeros que sean detenidos sólo serán puestos en libertad bajo “circunstancias limitadas”
Habrá unas pocas “circunstancias limitadas” bajo las cuales un ilegal pueda ser liberado tras una detención. Estas son:
• si va a ser deportado de vuelta a su país natal
• si es un ciudadano de EEUU
• si es un refugiado
• o si el individuo tiene motivos demostrables para estar en EEUU como persecución o exilio de sus países natales, y no supongan un riesgo de seguridad para EEUU. Para demostrar dichas razones, las autoridades realizarán entrevistas rigurosas a los extranjeros.

El Gobierno expandirá las “deportaciones aceleradas”

El Departamento de Seguridad Nacional podrá realizar deportaciones aceleradas a todas aquellas personas que no hayan sido admitidas en EEUU o que sean inadmisibles. Los menores de edad no serán sometidos a las deportaciones aceleradas.
Hasta ahora, EEUU solo se aplicaban los procedimientos de deportaciones aceleradas a indocumentados encontrados a menos de 100 millas (160 kilómetros) de la frontera y durante los primeros 14 días de su entrada en el país.

15.000 agentes de seguridad adicionales

El Gobierno contratará a 10,000 agentes ICE, que operarán por todo el país, y a 5,000 agentes de patrulla fronteriza, concentrados en la frontera sur con México, para implementar estas nuevas medidas. Adicionalmente, las medidas autorizan a agentes de policía en los Estados y condados cercanos a la frontera a actuar también como agentes de inmigración.

Protección para los niños indocumentados que crucen la frontera

Las autoridades establecerán medidas estandarizadas para identificar y proteger a aquellos extranjeros menores que crucen la frontera. Los procedimientos de deportación también se les aplicará, pero durante el proceso contarán con mayores garantías legales por ser menores.
Reynaldo@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...