Picasso’s otra obra con el talento y la fuerza latina

Por Arnoby Betancourt

Es oportuno comentar aquí el altruismo y la profunda espiritualidad del hacedor de PICASSO’S.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. El ambiente de un restaurante es tan importante como la amabilidad de un buen servicio o la calidad y la exquisitez de los platos que se sirven. La personalidad de PICASSO’S se transmite con magia al cliente de manera tal, que él se siente en el lugar deseado en donde sabe que pedir, y a donde le despierta una provocación de más ganas de estar allí.

Lo interesante de PICASSO’S es todo lo que hay en su historial, no solo como un epicentro de alta gastronomía, sino la gran escuela humanística de éxito empresarial que lidera atinadamente Andrew Albert con su portentoso equipo de latinos. Durante 25 años, impregnando tenacidad, disciplina y perseverancia, Andrew, su esposa y tres empleados, forjaron un corporativo ejemplar y comparable con las más altas instituciones de formación humana.
Ha sido determinante para el éxito de PICASSO’S la especial atención al recurso humano como elemento sustancial de su corporativo. Andrew Albert, un estadounidense nacido en el mismo Dallas, y su entrañable socio Ray Hernández, han contado siempre con el incondicional apoyo de sus empleados, alrededor de un 75% son hispanos con una envidiable estabilidad laboral, pues en PICASSO’S impera un buen clima organizacional en donde se trabajan valores de empatía, respeto, responsabilidad, solidaridad, armonía, entre otros, y en donde priman como principios, la participación y el consenso.
Desde su nacimiento, PICASSO’S, funciona como una comunidad estrechamente atada por el trabajo en equipo. En 1992, dentro de un pequeño local de North Dallas, Andrew y sus emprendedores coequiperos, montaron un negocio de “Take out and delivery”. Ellos mismos preparaban todo diariamente, y cuando cerraban el local, seguían trabajando arduamente repartiendo volantes por toda la zona para promover el negocio.
Las ventas en ese entonces eran de 350 a 400 dólares y el primer viernes que vendieron 1.000 fue un día de celebración. Durante 2 años siguieron con ese ritmo de trabajo hasta que se mudaron a un lugar más amplio que tenía 12 mesas, el negocio continuo creciendo con publicidad de boca en boca hasta que se abrió la sucursal en Inwood hace 12 años, la segunda en Skillman 10 años y la tercera es Frankford hace 8 años.
Desde hace 18 años, en PICASSO’S se creó el concepto de “Dallas Style Pizza”, que consiste básicamente en preparar diariamente la masa con los mejores ingredientes, 4 orillas diferentes, 8 salsas y más de 150 ingredientes para lograr más de 1,200 combinaciones posibles. Hoy la carta de PICASSO’S, ampliamente galardonada, es muy variada ya que tiene identidad propia diferenciándola del resto de restaurantes.
Si algo marca diferencia en PICASSO’S es su oferta gastronómica, para todos los gustos y bolsillos. Incluso hay muchas personas que lo visitan repetidamente descubriendo y disfrutando la innovación gastronómica. Su menú ha crecido incluyendo recetas caseras como las costillas del bebé Back, Tuquera Lime Shrimp Fettuccini, y el increíble Crispy Chicken and Avocado Club.
Recientemente, PICASSO’S ha introducido una corteza de pizza sin gluten con amplísima aceptación entre su distinguida clientela. Sus elegantes y confortables bares de servicio completo y con pantallas planas en cada lugar, permiten a los asistentes, el disfrutar de una comida estupenda mientras animan a su equipo deportivo favorito. O también, se puede utilizar el servicio de entrega rápido y gratuito para disfrutar de la misma gran comida sin salir de su casa u oficina.
PICASSO’S en Dallas tiene 3 sucursales. Este año abrirá la cuarta tienda para ampliar la oportunidad laboral a la hispanidad. Actualmente trabajan más de 150 personas, de las cuales más del 75% son hispanas y los demás de diversas razas.
German Mauricio, el Gerente General de PICASSO’S de la Frankford, un legendario trabajador de Andrew Albert, representa lo más admirable del valor humano latino: Buenos modales, paciente, inspirador de confianza, profesionalismo, y en esencia, un excelente trabajador; y la relacionista pública de PICASSO’S, Karen Peccina, con su insuperable hoja de vida profesional, aquilata el equipo de hispanos que hace que ese corporativo gastronómico sea la mayor demostración del poder inmigrante latino en los Estados Unidos.
Es oportuno comentar aquí el altruismo y la profunda espiritualidad del hacedor de PICASSO’S. El señor Andrew Albert patrocina niños de bajos recursos que quieran practicar algún deporte, y tiene un programa especial llamado “Pizza for love” en el que ofrece hacer “fundraising” para organizaciones o escuelas que así lo requieran, de esta forma, dice desde su corazón lleno de gratitud, intenta regresar un poco de lo mucho que la comunidad de Dallas le ha brindado a la gran familia PICASSO’S.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...