Jefe de seguridad nacional saliente de EEUU reitera que los datos de los “Dreamers” no deben ser usados para deportarlos

Por Arnoby Betancourt

Jeh Johnson

Share This With Friends:


ARNOBY BETANCOURT
Director de la
Escuela Comunitaria de Derechos Humanos de Texas

Dallas, Texas. Jeh Johnson envió una carta al nuevo Congreso instalado este martes para recordarles que la información personal de los más de 740,000 “Dreamers” protegidos por DACA está garantizada por el gobierno federal.

El jefe de la seguridad nacional saliente de Estados Unidos, Jeh Johnson, envió el martes una carta al Congreso donde enfatizó que las autoridades federales no deben utilizar la información privada de los dreamers para deportarlos de Estados Unidos.

El Congreso inició este martes su período de sesiones 115, tras la elección del pasado 8 de noviembre. El presidente electo Donald Trump ha promedito durante su campaña que, una vez se instale en la Casa Blanca, cancelará las órdenes ejecutivas migratorias del presidente Barack Obama, entre las que se cuenta la Acción Diferida de 2012 (DACA), que ampara de la deportación a poco más de 740,000 jóvenes indocumentados que entraron siendo niños al país y se les conoce como “Dreamers”.

COMPROMISO DEL GOBIERNO FEDERAL

En la misiva, que fue obtenida por el sitio POLITICO, Johnson dice que cuando los jóvenes aplicaron al beneficio –que además les otorgó una autorización de empleo renovable cada dos años- recibieron del gobierno la garantía de que sus datos iban a quedar protegidos.

“Los soñadores solicitaron DACA sabiendo que su información personal, tales como números de teléfono y direcciones, no se utilizarían contra ellos con fines de deportación, a menos que hubiera razones de seguridad nacional u otras razones similares”, escribió el jefe del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Johnson dijo que el compromiso hecho por el gobierno federal de Estados Unidos debe ser respetado.

LOS PLANES DE TRUMP

Trump, además de asegurar que cancelará las órdenes ejecutivas migratorias de Obama, prometió que deportará hasta unos tres millones de indocumentados con antecedentes criminales.

El 31 de agosto del año pasado, cuando presentó en Phoenix, Arizona, un plan migratorio de 10 puntos, dijo que también deportaría a cerca de 4 millones de indocumentados que expiraron sus visas de estadía, y que el resto, unos cinco millones, deberían salir del país para gestionar una misa y poder regresar legalmente.

Sin embargo el 13 de noviembre, en sus primeras declaraciones como presidente electo a la cadena CBS, Trump dijo que solo deportaría a los indocumentados con antecedentes criminales, y del resto que tomará una decisión una vez esté asegurada la frontera.

También reiteró que creará una fuerza nacional de deportaciones y que construirá un muro a lo largo de la frontera con México.

En diciembre Trump le dijo a la revista Time que muchos de los “Dreamers” eran “buenos estudiantes” y algunos tienen “trabajos maravillosos”. Pero no dio detalles si tenía pensado algún plan respecto al futuro en el país durante su gobierno.

LOS BENEFICIOS DEL DACA

Desde que el DACA entró en vigor el 15 de agosto de 2012, miles de jóvenes indocumentados han mejorado su calidad de vida, de acuerdo con un informe publicado el año pasado y que fue elaborado por el Centro para el Progreso Americano (CAP), el Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) y United We Dream (UWD), conjuntamente con la Universidad de California en San Diego.

DACA ha protegido hasta ahora 741,546 indocumentados de un total estimado por la Casa Blanca de entre 1.2 y 1.3 millones, indica el estudio. También ha generado mayores oportunidades en el campo de la educación.

El estudio también reveló que:

• 95% de los encuestados actualmente está empleado o estudia, lo que indica que obtendrán mejores empleos y salarios.
• 6% está comenzando un negocio propio.
• 87% está empleado.
• 21% trabaja en servicios educativos y de salud.
• 11% labora en el sector sin fines de lucro.
• 9% trabaja en el comercio mayorista y minorista.
• 63% de los encuestados dijo que se cambió a un trabajo mejor remunerado.
• 49% obtuvo un trabajo acorde con su educación y formación.
• 48% se trasladó a un trabajo con mejores prestaciones.
• 21% compró automóvil.
• 12% compró casa.
• Más del 90% obtuvo licencia de manejar o una tarjeta de identificación emitida por el estado
• 47% abrió una cuenta bancaria.
• 57% obtuvo su primera tarjeta de crédito.
• 42% vio aumentar su salario por hora.
• 41% un familiar cercano ciudadano estadounidense mayor de 18 años y el 80% de ellos está registrados para votar.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) reiteró que la información de los “Dreamers”, “está protegida de ser divulgada a ICE y CBP para propósitos de procedimientos de control migratorio”, e incluye a los datos de padres, familiares y tutores.

UN CAMINO LEGAL QUE AMPARA A QUIENES HAN VIVIDO EN LOS ESTADOS UNIDOS POR MUCHO TIEMPO, Y QUE TIENEN BUEN CARÁCTER MORAL Y FAMILIARES ESTADOUNIDENSES

Es un tema muy confuso, pero lo cierto es que los extranjeros que han estado viviendo físicamente por un espacio de 10 años en los Estados Unidos y cumplen con otras exigencias, podrían obtener un estatus legal, incluso una “Green Card” o Tarjeta de Residente Legal Permanente de EE.UU.

Una estadía de un extranjero por 10 años, gozando de un buen carácter moral y siendo pariente inmediato de un Ciudadano Estadounidense o de un Residente Legal Permanente de EE.UU., podría crearle oportunidades para que se le conceda un beneficio de la Ley de Inmigración llamado CANCELACION DE REMOCION O CANCELACION DE DEPORTACION.

La cancelación de la deportación es una de las formas de alivio discrecional de la deportación. En una audiencia se decide si el caso amerita o no la cancelación de la deportación. Los requisitos para solicitarla varían según la condición del inmigrante.

Si es residente permanente legal deberá:
• Haber vivido en EEUU por siete años consecutivos tras haber entrado al país legalmente.
• Haber sido titular de una residencia permanente por al menos cinco años
• No haber sido condenado por una delito (felonía).

Si el inmigrante no es residente permanente deberá:
• Haber vivido en EEUU por al menos diez años
• No haber sido condenado por ningún delito de carácter inmoral o por una felonía
• Haber sido una persona de buen carácter moral al menos en los diez años anteriores al inicio del procedimiento de deportación. Este plazo y el de residencia se computan de diferente manera, uno comienza a contar desde que el extranjero entró al país y el otro comienza a contar hacia atrás desde la fecha del proceso.
• Ser padre, madre, cónyuge, hijo o hija de un ciudadano estadounidense o de un residente permanente legal, siempre y cuando la expulsión del inmigrante pueda provocar un problema gravísimo al familiar inmediato que está en el país legalmente.

Definir para la Ley de Inmigración que es el Buen Carácter Moral de una persona no es tarea fácil, sin embargo, puede decirse, que es cuando la persona no ha sido declarada culpable de delitos que podrían descalificarla para el beneficio migratorio de la Cancelación de Deportación.
Así mismo, es también confusa la Ley de Inmigración al definir que es Una Dificultad Extrema, ya que se trata de una de las categorías más vagas e indefinidas de la ley, y por tal motivo, para calificarlas, es preciso asesorarse de un abogado experimentado.

Sin embargo, en palabras sencillas, la dificultad extrema, significa que si a la persona la deportaran, sus parientes inmediatos estadounidenses no serían capaces de vivir en el país a donde deportarían a su familiar, ya sea por múltiples razones (salud, seguridad, financiera, etc.).

Este beneficio de la Cancelación de Deportación de la Ley de Inmigración de los Estados Unidos, solo opera cuando se le inicia al extranjero un Proceso de Deportación, ya que es un mecanismo de defensa a la deportación.

RECOMENDACIONES A QUIENES PUEDAN CALIFICAR:

PRIMERO.- Si el extranjero es puesto en proceso de deportación y ha permanecido en los EE.UU. y tiene parientes inmediatos ciudadanos o residentes legales permanentes, dígale al oficial de inmigración que desea presentar una Cancelación de Deportación ante un Juez.
SEGUNDO.- Hay notarios y hasta abogados que pueden animarlo a ponerse en proceso de deportación para obtener ese beneficio. A pesar de que esa técnica se recomienda en algunos casos fuertes, lo mejor es asesorarse de un abogado experimentado en materia de inmigración.

arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...