Baja calificación de prueba educativa en México

Share This With Friends:


AGENCIAS

Los estudiantes mexicanos que concluyen la secundaria tienen un rezago en habilidades matemáticas de casi 3 años, comparado con el promedio de los 34 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En el caso de Ciencia y Lectura, el desfase es de dos años, señaló ayer Gabriela Ramos, directora del gabinete de la organización, al presentar resultados de la prueba PISA 2015.

Dicha evaluación, que se aplica cada tres años a una muestra de alumnos que concluyeron la educación básica, mide el desempeño de los estudiantes en dichas materias.

Según los resultados, México obtuvo 416 puntos en Ciencias, 423 en Lectura y 408 en Matemáticas, cuando el promedio de la OCDE es de 493 puntos en las dos primeras asignaturas y 490 para la ˙última.

Por otra parte, la evaluación pone en evidencia que son prácticamente inexistentes los alumnos mexicanos con alto rendimiento, a pesar de que la prueba se aplicó a una muestra de escuelas públicas y privadas de todo el país.

Por ejemplo, refiere la nota para México, alrededor de un 8 por ciento de los estudiantes de los países de la OCDE alcanzan niveles de competencia de excelencia en Ciencias.

“La proporción de estudiantes mexicanos que alcanzan los niveles 5 y 6 (los más altos) es de 0.1 por ciento, lo que no ha cambiado desde 2006”, expone.

En Lectura y Matemáticas, los promedios de la OCDE en niveles de excelencia son de 8.3 y 10.7 por ciento, respectivamente. El porcentaje para México es de 0.3 en ambas materias.

Para Ramos, el desempeño de los alumnos mexicanos es decepcionante, pues a 15 años de la primera edición de esta evaluación internacional no hay mejoría y la inversión sigue siendo necesaria.

“Aquí no hay otro mensaje más que blindar a la educación y seguir buscando más recursos y más inversión, y hacerlo de una manera más eficiente”, expresó.

“Se tiene que seguir invirtiendo en la educación. SÌ hay que mejorar la eficiencia, sí hay que alinearlo a los objetivos de la reforma educativa, sí hay que enfocarlo al mérito y ver cómo se premian los resultados en términos financieros y desarrollar los incentivos para los mejores maestros. Pero sí hay una necesidad de tener más recursos”.

Ramos señaló que incluso la inversión por alumno esta· muy por debajo de la que realizan los países de la organización.

“Si uno divide el gasto público en educación por el número de chicos que se tiene que atender estamos alrededor del 31 por ciento de lo que invierten los demás países de la OCDE”, explicó.

“Mientras que el PIB de México con respecto del promedio de la OCDE es del 44 por ciento. Entonces, todavía ahí hay un espacio, incluso con el mismo presupuesto, mejorar y dedicar más recursos a la educación”.

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...