Consejo de estado admite “engaño generalizado” en proceso de paz de Colombia

Por Arnoby Betancourt

Presidente Uribe

Share This With Friends:


Dallas, Texas. EL Consejo de Estado de Colombia, se pronunció duramente este lunes 19 de diciembre contra los opositores a la paz en el marco de la admisión de la demanda presentada por los abogados David Camilo Narváez y William Efraín Colachi, con base en una evidencia clave: Las declaraciones públicas que dio Juan Carlos Vélez al diario colombiano La República, en donde éste reconoció y admitió que la campaña por el NO había estado llena de afirmaciones engañosas para generar indignación. 

En su momento, fue de tal tamaño el lío que generaron esas confesiones del director de la campana que el mismo Vélez termino renunciando al Partido Centro Democrático de Álvaro Uribe Vélez. Los demandantes piden invalidar los resultados del Plebiscito por la Paz al considerar que hubo violencia sicológica, por el engaño al que se sometió al electorado colombiano por parte de la campaña del No.
En el auto admisorio proferido el lunes de esta semana, el Consejo de Estado le ordenó al Congreso y al Presidente “avanzar con la implementación del actual “Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”, haciendo uso de las sesiones extraordinarias y de los mecanismos que facilita el “fast track”; es decir, la autorización de la Corte Constitucional para reducir el número de debates en el Congreso con el fin de aprobar las leyes de implementación del acuerdo mucho más rápido.
El pronunciamiento también le dice al Presidente de la Republica, Juan Manuel Santos, que no está obligado con el resultado del plebiscito que había sido favorable por un estrechísimo margen a los opositores del proceso de paz. La magistrada de la Sección Quinta del Consejo de Estado, Lucy Jeanette Bermúdez, indicó que es un “hecho notorio” que hubo falsedades en la campaña por el No.
Al respecto, el alto tribunal de justicia administrativa, asegura que hubo un engaño generalizado que anuló la libertad del electorado para escoger autónomamente en el plebiscito para la paz. A través de múltiples evidencias, el Consejo de Estado afirmo, que quedaron al descubierto mentiras expuestas de forma masiva y sistemática, sobre todo en relación con los temas de ideología de género, eliminación de subsidios, afectación del régimen pensional, impunidad, víctimas y cambio a un modelo de Estado como el de Venezuela.
El duro proveído del augusto tribunal de justicia igualmente anoto que el efecto de la campaña fue crear un clima de desinformación, manipulación, distorsión de la verdad, necesaria para la adopción de una decisión soberana, relacionada con la definición del destino de los colombianos sobre un asunto fundamental para la vida del Estado y la sociedad.
Las polémicas declaraciones que había dado el exgerente de la campaña por el No del Centro Democrático Juan Carlos Vélez, acaban de tener duras consecuencias jurídicas. Junto con otras evidencias en las que se incluyen varios apartes periodísticos, por ello, la magistrada Bermúdez, considero que es evidente que hubo significativos hechos de violencia psicológica, en la modalidad de fraude al sufragante, cuya incidencia irradia de manera global el acto que declaró al No como ganador en la contienda del 2 de octubre.
El efecto de la campaña fue crear “un clima de desinformación, manipulación, distorsión de la verdad –necesaria para la adopción de una decisión soberana– relacionado con la definición del destino de los colombianos sobre un asunto fundamental para la vida del Estado y la sociedad”, dice el alto tribunal sobre este hecho tan vergonzoso para un proceso electoral tan determinante para la democracia colombiana.
“La mentira adornada se equivoca con la verdad desnuda”
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...