¿Adiós a la coca y pepsi?

Por Reynaldo Mena

Según reportes recientes, el estado de Texas continua ubicándose entre los primeros lugares ha nivel nacional. Un 30.9 por ciento de sus residentes se consideran obesos y alrededor de un 27.3 por ciento ha reportado que no ha hecho ejercicio en los últimos días.

Share This With Friends:


MEXICO.- Un organismo internacional ha puesto en manos de los gobiernos que establezcan nuevos impuestos para las bebidas azucaradas, a las que responsabilizó del aumento de la diabetes, las caries y la obesidad, una patología con dimensiones epidémicas en algunos países.

Según un estudio presentado esta con ocasión del Día Mundial contra la Obesidad, aplicar políticas fiscales que generen un aumento del 20 % en el precio final de las bebidas azucaradas supondría una reducción equivalente en el consumo de estos productos.
Los datos aportados por la organización son alarmantes e indican que una de cada tres personas tiene sobrepeso y que 42 millones de niños menores de cinco años entran en esta categoría (once millones más que en el año 2000). El 11 % de los hombres y el 15 % de las mujeres de la población mundial son considerados obesos.
Paralelamente, la diabetes de tipo 2 se ha multiplicado por cuatro en los últimos treinta años, con 400 millones de adultos con esta enfermedad.
La ciudad de Dallas no ha sido ajena ha este debate. En meses pasados, el concejal Philip Kingston alertó a la ciudad del alto consumo de bebidas azucaradas y agregó que el contrato de la ciudad con la compañía Dr. Pepper no garantizaba que se promovieran actividades más saludables.
Dr. Pepper es el concesionario de la venta de bebidas en todos los edificios municipales y dicho convenio le exige promover los productos de agua embotellada y bajos en calorías.
Sin embargo, el concejal Scott Griggs, enfatizó que dicha medida no reduciría lo que ha llamado el “personal municipal más obeso en todos los Estados Unidos”.
Según reportes recientes, el estado de Texas continua ubicándose entre los primeros lugares ha nivel nacional. Un 30.9 por ciento de sus residentes se consideran obesos y alrededor de un 27.3 por ciento ha reportado que no ha hecho ejercicio en los últimos días.
Dicho reporte agrega que 2,133,000 de los texanos o el 10.9 por ciento de la población adulta sufre de diabetes, en la mayoría de los casos de Diabetes 2, la cual está relacionada con la obesidad.
Frenar esta tendencia pasa por reducir el consumo de alimentos con azúcar añadida, pero sobre todo de bebidas azucaradas, en las que el contenido de dulce es mayor y que son más populares entre los niños y jóvenes, señaló la OMS.
Una lata de refresco contiene 40 gramos de azúcar libre (monosacáridos, como fructuosa o glucosa) o lo que equivale a 10 cucharas de té.
Esto significa que con una sola de estas bebidas un adulto ya consume el máximo recomendado de la ingesta diaria de azúcar y el doble de los 20 gramos diarios que la OMS considera realmente saludable.
El experto reveló que el mayor consumo de ese tipo de bebidas ha pasado de Estados Unidos a Latinoamérica, con Chile y México como los mayores consumidores del mundo, éste último prácticamente al mismo nivel que EEUU.
“Mientras en Estados Unidos vemos cierta reducción en la ingesta de calorías, en los últimos cinco años observamos el movimiento inverso en Latinoamérica”, comentó el especialista.
A las dietas insanas se atribuyen once millones de muertes al año en el mundo y más de cuatro millones por obesidad.
“Sabemos que aplicar impuestos a las bebidas azucaradas es una medida muy efectiva para reducir su consumo, lo que contribuye a la reducción de la obesidad y a prevenir la diabetes”, declaró por su parte el doctor Temo Waqanivalu, principal responsable del estudio.
Reynaldo@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...