Planean retirar beneficios laborales a ‘dreamers’

Por Reynaldo Mena

La nueva restricción fue catalogada como una enmienda a un proyecto de ley que fue aprobado por ambas cámaras del Legislativo, pero espera una versión final.

Share This With Friends:


AUSTIN.- Los legisladores de Texas buscan negarles la ayuda para trabajar y estudiar a los inmigrantes que asisten a las universidades públicas por medio de un permiso de residencia temporal, una iniciativa que contrasta con una política puesta en vigor hace 16 años que posicionó al estado como el lugar más acogedor en la nación para estudiantes nacidos en el extranjero.

Bajo la propuesta, la cual está a punto de ser aprobada por el Legislativo de Texas, sólo las personas que califican para recibir ayuda financiera podrán calificar para el programa de ayuda para trabajar y estudiar del estado.
En dicho grupo se incluyen los ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes y refugiados. Quedarán excluidos los estudiantes que entraron al país de manera ilegal cuando aún eran menores y que cuentan con una visa de trabajo que les permite quedarse por más tiempo, o inmigrantes a los que se les ha otorgado un permiso para quedarse en el país debido a que son víctimas de algún delito.

No se sabe con claridad a cuántos estudiantes universitarios en Texas se les negarán estos servicios si la medida entra en vigor.
El senador Charles Schwertner, quien apoyó la enmienda, no respondió a peticiones para dar un comentario en el pleno del Senado estatal. En una audiencia a comienzos de este mes dijo que la medida simplemente servía para “asegurarse que los estudiantes que reciben empleo subsidiado por el estado califiquen de manera legal para trabajar dentro de Estados Unidos”.
“Esta enmienda simplemente requiere que el estudiante califique para la ayuda financiera federal”, dijo. “La persona debe contar con una tarjeta del Seguro Social o ser un ciudadano estadounidense”.
Pero los defensores de los inmigrantes dijeron que este es el primer proyecto de ley que les niega la ayuda para trabajar y estudiar a los estudiantes nacidos en el extranjero que están protegidos de la deportación debido a que cuentan con una visa temporal. Las personas jóvenes que se benefician de dicha visa son llamadas ‘dreamers’ debido a que el programa imita ciertas versiones de la llamada Ley DREAM, la cual otorga estatus legal a los inmigrantes jóvenes, pero que nunca fue aprobada por el Congreso.
“Nos sorprendió ver esta enmienda”, dijo Nicholas Espíritu, un abogado de personal de Los Ángeles del Centro Nacional para la ley de Inmigración, quien dijo que la organización no estaba enterada de otra ley similar.
La abogada en inmigración, Jaqueline Watson, ex directora de la Asociación de Abogados estadounidenses en Inmigración de Texas, explicó que “las normas estatales de ayuda financiera son históricamente más amplias y cuentan con requisitos de elegibilidad mucho más amplios que los de la ayuda financiera federal.
“Siempre y cuando la persona tenga autorización para trabajar esta puede participar en el programa de ayuda para trabajar y estudiar, por lo que un beneficiario de DACA puede calificar”, dijo Watson, haciendo referencia al programa de Acción Deferida para Inmigrantes que Arribaron al País siendo aún Menores de la administración de Obama, el cual es un programa federal por medio del cual los inmigrantes reciben estatus legal temporal.
La nueva restricción fue catalogada como una enmienda a un proyecto de ley que fue aprobado por ambas cámaras del Legislativo, pero espera una versión final.
Watson dijo que la puesta en vigor de esta medida representará un desafortunado cambio para Texas. Fue el primer estado en ofrecer colegiaturas de residente estatal a algunos inmigrantes que vivían en el país de manera ilegal en el 2001, bajo la Ley Dream de Texas, de la cual se beneficiaron alrededor de 30 mil estudiantes en el 2015, de acuerdo con información compilada por el Centro para Prioridades de Política Pública.
“Este es un alejamiento de cómo tradicionalmente hemos tratado a los estudiantes”, dijo Watson. “Siempre y cuando hubiera estudiantes en Texas nosotros queríamos asegurarnos de que recibieran una educación”.
Karla Pérez, una beneficiara de DACA en Houston, quien actualmente asiste a la escuela de derecho, dijo que la prohibición es una de muchas “iniciativas del estado para desestimar a DACA”, incluyendo una propuesta de Texas en el 2015 para privar a los estudiantes del derecho a pagar una colegiatura de residente estatal, similar a la legislación presentada este año.
“Hay muchos obstáculos para los estudiantes de DACA”, dijo Pérez, de 24 años, señalando que muchos de los beneficiarios de DACA que ella conoció en Texas no se habían dado cuenta que podían participar en el programa de ayuda para trabajar y estudiar. “Existe mucha información incorrecta”.
Reynaldo@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...