Las nuevas reglas que impuso “el general Kelly” en la Casa Blanca se aplican para todos

Por Arnoby Betancourt

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se está convirtiendo en un "débil e ineficaz hazmerreír" y necesita ayuda, sostiene el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Harvard, Stephen Walt, en un artículo, publicado por la revista 'Foreign Policy'.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. El presidente estadounidense, Donald Trump, puso a John Kelly, como su nuevo jefe de Gabinete de la Casa Blanca, en lo que representa una nueva sacudida entre su personal y brindándole toda la autoridad para limpiar las cosas. John Kelly al despedir a Anthony Scaramucci, un poderoso que apenas tenía diez días de posesionado, es la prueba de que tiene la intención de usar la autoridad delegada. A partir de esto, se quiere demostrar que el único hombre que tiene más autoridad que Kelly es el Presidente Donald Trump.

Recordemos que Anthony Scaramucci, había sido sorprendido hablando con un periodista acerca de sus compañeros de trabajo, a quienes describió como paranoicos y enfermos mentales, lo que al entonces Secretario General de la Casa Blanca, John Kelly, no le gustó nada. Scaramucci fue despedido por órdenes de Kelly. El ex general retirado de la Infantería de Marina estadounidense tiene la intención de manejar un barco más hermético y luego de hacer una rápida evaluación del carácter de Scaramucci, tomó medidas decisivas y afirmó su autoridad.
La llegada de John Kelly a la Casa Blanca, a quien los empleados respetan y se refieren a él como el “General”, trajo cambios sustanciales en los procesos para intentar poner orden. Uno de esos ajustes es el acceso al presidente Donald Trump, ya que con Reince Preibus, no había un control para llegar al mandatario y cualquiera podía llegarle con una propuesta.
La medida, publicó The Wall Street Journal, aplica a todos los funcionarios y asesores, incluidos la primera hija Ivanka Trump y su esposo, Jared Kushner. Ahora hay un “proceso más formal para reunirse con el presidente”, publicó el diario, que consultó varias fuentes relacionadas con el asunto.
“Las nuevas reglas se extienden a la familia del presidente Trump. El yerno Jared Kushner y a su hija Ivanka Trump, quienes sirven como asesores oficiales en la Casa Blanca y tienen su propio personal”, publicó el diario. Ahora, ambos le deben reportar a Kelly y al presidente directamente, como solían hacerlo. Otro alto funcionario que debe ceñirse a esas reglas es Steve Bannon, el líder de estrategas del mandatario republicano.
“Los empleados ya no pasan el tiempo fuera de una puerta abierta de la Oficina Oval, con la esperanza de atraer la atención del presidente para una charla o la oportunidad de lanzar una nueva idea. “Esa puerta está cerrada”, aseguraron las fuentes.
El nuevo jefe de gabinete ha cambiado las rutinas dentro de la Administración y trata de controlar al círculo de Trump con el fin de acabar con el caos desatado en Washington. Ha defenestrado a agitadores, se ha erigido en filtro para todo aquel que quiera ver al presidente y ha apagado el fuego con el fiscal general, Jeff Sessions. Pero su misión, es la de rehacer el puente con los legisladores republicanos y atajar los conflictos desatados al interior del partido republicano.
El presidente de EE.UU., Donald Trump, se está convirtiendo en un “débil e ineficaz hazmerreír” y necesita ayuda, sostiene el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Harvard, Stephen Walt, en un artículo, publicado por la revista ‘Foreign Policy’. Y no es una broma, sino que ofrece un detallado análisis de los peligros que corre la actual administración estadounidense sino se corrige el rumbo caótico por el cual está transitando.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...