Texas criminalizará a los acosadores cibernéticos

Por Arnoby Betancourt

Esa medida daría instrumentos a padres, escuelas y juzgados para denunciar a personas que tratan de incitar a jóvenes tejanos a que atenten contra su vida, a través de internet.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. El Senado de Texas votó unánimemente aprobando un proyecto de ley que criminalizaría el acoso cibernético o “cyberbullying” y se extendería hacía el alcance de los padres y escuelas para prevenir el acoso.

El Senador José Menéndez de San Antonio dijo a sus colegas en el comité que el hostigamiento es rampante y un gran factor en el incremento de suicidios de menores. “Se ha convertido en una epidemia, con una cantidad abrumadora de niños que cometen suicidio”, afirmo el Senador Menéndez. “De hecho, el suicidio es la razón principal de muerte entre los jóvenes. Supera a la de accidentes automovilísticos”, sentenció el Congresista estatal.
Esa medida daría instrumentos a padres, escuelas y juzgados para denunciar a personas que tratan de incitar a jóvenes tejanos a que atenten contra su vida, a través de internet. Menéndez contó la historia de varias familias de Texas cuyos hijos fueron incitados vía redes sociales a cometer suicidio.
Un caso fue el de Brandy Vela de Texas City, estudiante de 18 años en su último año de secundaria. Brandy se suicidó con un arma en diciembre pasado frente a sus padres, después de una agresiva intimidación de meses en que fue acosada por matones anónimos vía internet.
El Senador Menéndez dijo al comité que los agresores continuaron hostigando a la familia después de la muerte de su hija. “La peor parte es que sus asesinos pagarán una pequeña multa y andarán libres”, leyó Menéndez de una carta del padre de Brandy, Raúl Vela: “Mientras yo tengo que pagar $75,000 en facturas médicas y servicios funerarios, además de llorar la muerte de nuestra amada hija”.
Recientemente, en el Distrito Escolar de Dallas, también se conoció el caso de un niño de once años de edad que estuvo viviendo bajo la “criminal sombra del acoso”. En un reportaje de Univisión le preguntaron al menor: ¿Tú le perdonas a ellos? Y el contesto: NO. ¿Porque no les perdonas?, le repreguntaron refiriéndose a los dos jovencitos acosadores. Y el menor fue tajante en su respuesta: “Porque me hicieron mucho daño”.
Y es que no era para menos. Después de un año de constante acoso, el estudiante de 5º Grado de la Gabe P. Allen, Elementary School del Distrito Escolar Independiente de Dallas, fue víctima de un sinnúmero de vejámenes, maltratos y acosos que llevaron al menor a tener el deseo de morir ya que no quería estar en esta vida, como lo dijo en la nota televisiva.
El menor, cansado de vivir su escolaridad bajo ese infierno del crimen que asediaba su vida, su dignidad y su pudor, y cansado de ser un esclavo más del silencio por el miedo que padecía, procedió a contarle su drama existencial a su madre María Veloz, quien valerosamente procedió para proteger y amparar a su traumado hijo, comprendiendo del porque su vida había sufrido cambios muy drásticos, inclusive, el niño ya no se alimentaba y ella lo tenía que obligar a ingerir sus alimentos.
Para bien del menor estudiante, su vida ha dado un vuelco positivamente y hoy estudia junto a sus hermanitos, en la Anson Jones Elementary School, y ha expresado su gratitud a todos aquellos que le ayudaron a salir de esa pesadilla y ya sonríe porque disfruta el tener amigos. Su familia se ha propuesto desarrollar acciones para ayudar a otras familias o niños o jóvenes que son víctimas de ese asqueante flagelo de los “Cyberbullies” y de los abusadores en las escuelas, y lo harán en el Congreso Estatal y a través del internet.
Es necesario crear nuevas leyes acordes con los constantes y novedosos cambios que traen consigo las nuevas tecnologías y las nuevas patologías de los criminales. Al respecto, el legislador Menéndez dijo: “Tenemos que hacer que nuestras leyes actuales se actualicen con los cambios que evolucionan en la tecnología y medios sociales, y específicamente estamos enfocándonos en los actos más crueles del acoso cibernético”,
La nueva ley permitiría la creación de causales de acción para los Distritos Escolares y para los operadores de justicia y en las penas criminales para los casos más atroces. En las escuelas, la medida ordenaría a distritos escolares crear normativas para combatir el acoso cibernético y prevenir el suicidio. Daría a administradores escolares más mecanismos para castigar a los agresores, y les ordenaría reportar incidentes de acoso cibernético a la policía local.
Los padres también deberán ser notificados inmediatamente por la escuela si el/la menor es víctima de hostigamiento. La medida también requiere que las escuelas instauren un sistema en que los estudiantes puedan denunciar anónimamente incidentes de acoso electrónico.
También les permitiría a los Jueces y Tribunales emitir citatorios para revelar a los acosadores que son anónimos y permitir que las víctimas los demanden en los tribunales civiles, en los casos que los padres de los acosadores tuvo la oportunidad de intervenir pero no lo hicieron.
Un padre también podría solicitar una orden de alejamiento temporal contra el agresor de su hijo. La medida también crea una nueva ofensa en el código penal, de hasta delito Clase A, para aquellos cuya agresión lleva al suicidio o intento de suicidio de un menor. “Es importante que haya consecuencias para personas que coaccionan a los niños a lastimarse o algo peor”, dijo José Menéndez. “No lo veo muy diferente a que si hubiera un niño parado en la cornisa y alguien le gritara: ‘¡Salta, salta!”, agregó el legislador de Texas.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...