Alerta por fraude en bolsas de aire

Consejal Mónica Alonso, vice alcalde de Dallas.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. La Concejal Municipal por el Distrito 6 y Vicealcaldesa de la Ciudad, Mónica Alonzo, lanzó un mensaje de alerta para tomar acciones inmediatas, ante el grave problema detectado con más de 500.000 bolsas de aire (Air Bag) defectuosas en vehículos que transitan en el Norte de Texas, y que podrían causar terribles lesiones y hasta muertes en conductores y ocupantes.

“La seguridad de nuestra comunidad es la prioridad para el Ayuntamiento de Dallas. En mi posición de vice-alcalde de la ciudad de Dallas, estoy comprometida a garantizar a todos los miembros de la comunidad, incluyendo a personas de bajos ingresos y poblaciones marginadas, para que estén informados de la gravedad y la magnitud del problema y de la necesidad del retiro de esas bolsas de aire dañadas, y de cómo se pueden sustituir gratuitamente,” dijo Mónica Alonzo.
La Vicealcaldesa y Concejal de Dallas por el Distrito 6, agrego: “Animamos a todos los propietarios de vehículos, especialmente a los que conducen vehículos viejos Hondas (Acuras) y de otras marcas, para que revisen la lista de retiros y reciban el cambio de las bolsas de aires gratis en los concesionarios locales”.

“Para determinar si su automóvil tiene un inflador de bolsas de aire defectuoso, visite www.AirbagRecall.com o www.SaferCar.gov e introduzca su número de identificación del vehículo (VIN). Si usted es afectado por el retiro, puede contactar con cualquiera de los concesionarios de sus automóviles cercano para programar una reparación gratuita”.
Los residentes del norte de Texas que estén esperando una pieza de repuesto para su vehículo, se les pide que llame a su distribuidor local y confirmen su información de contacto actual para que puedan recibir información relacionada sobre las bolsas de aire. Dos Tejanos han perdido sus vidas y muchos otros han tenido lesiones. Proteja su familia y sus vecinos. Cuéntales hoy de las bolsas de aires defectuosas y anímelos a tomar acción ahora,” dijo la Sra. Alonzo.
Por ser esta problemática de las bolsas de aire defectuosas tan riesgosa para la vida y la salud corporal de conductores y ocupantes de un vehículo automotor, el Periódico Hispano News amplia esta información.
Las bolsas de aire de los vehículos (incluyendo las delanteras, laterales y para la cabeza) se inflan rápidamente para formar un colchón y proteger al conductor y a los pasajeros en caso de un accidente de tránsito.
Los beneficios de las bolsas de aire están comprobados y muchos de nosotros hemos visto los avisos de seguridad que figuran en los vehículos y hemos escuchado las noticias de que pueden causar la muerte.
Hasta le fecha, el despliegue de bolsas de aire ha matado a 147 personas, en todo el mundo, debido a la fuerza de la bolsa en sí, al no tener puesto el cinturón de seguridad y estar sentado muy cerca de la bolsa de aire. Las bolsas de aire no son almohadas mullidas; son globos de aire que se inflan con una explosión de energía.

¿Cuál es la distancia correcta entre usted y la bolsa de aire?

La distancia óptima de un conductor o pasajero de la bolsa frontal es de 25 centímetros de acuerdo con las investigaciones de la Administración Nacional de Seguridad en Carreteras de los Estados Unidos, la NHTSA por sus siglas en inglés.
Así como las bolsas de aire pueden salvar vidas, de ese mismo modo pueden causar daños a los ocupantes del vehículo. Investigaciones han determinado que la zona de riesgo para el conductor se sitúa de 2 a 3 pulgadas (5 a 8 ctms.) del volante, por lo que recomiendan al conductor colocarse unas 10 pulgadas (25 ctms.) alejado del volante lo cual permitirá a la bolsa expandirse apropiadamente y al conductor no sufrir heridas por estar muy cerca del volante al momento del inflarse la bolsa de aire.
Usted debe poder controlar su vehículo y como referencia, sus muñecas deberán alcanzar la parte superior del volante de manera cómoda; esta es la distancia correcta que debe tener contra el volante.
De acuerdo con la institución arriba mencionada, la NHTSA, no existen riesgos al viajar con las bolsas de aire activadas. Sólo podrá ser peligroso estar expuesto a ellas a una distancia entre cinco (5) a ocho (8) centímetros al momento en que la bolsa se detona.
Si usted es de muy baja estatura, deberá instalar un interruptor en su distribuidor para evitar ser dañado por las bolsas de aire. Sólo desactive las bolsas en caso de que su médico así se lo haya aconsejado o bien si el doctor cree que la bolsa puede ser más peligrosa que un golpe contra el tablero del coche.

¿Y qué pasa si usted está embarazada?

Si usted espera un bebé, no deberá desconectar la bolsa de aire pero sí deberá cuidar la distancia contra la misma, así como el punto de sujeción del cinturón de seguridad. Éste último, deberá colocarse por debajo del abdomen o la “pancita” como comúnmente conocemos al bebé dentro del vientre materno.
El mayor riesgo que puede correr una mujer que espera un hijo, es lesionarse el cuello, cabeza o pecho al chocar contra el volante. El abdomen deberá ser la parte más protegida cuando usted vaya en un coche. Si usted usa el cinturón de seguridad adecuadamente, la bolsa de aire distribuirá el impacto y le salvará de un percance mayor.

A continuación, varios fraudes de los que usted debería estar alerta:
La retirada. Un taller de reparaciones deshonesto saca la bolsa de aire como para que parezca que ésta fue desple• gada durante el accidente. El mecánico luego inserta una imitación barata de su bolsa de aire en reemplazo, después de que su compañía de seguro finaliza un presupuesto estimado por reemplazar la bolsa original. O lo que es peor, el mecánico rellena el espacio vacío de la bolsa con trapos viejos, cartón o latas de cerveza. El taller de reparaciones le factura a su compañía de seguros el precio total por “reemplazar” la bolsa – hasta $2,000 o más – a pesar de que la original ya no está hace tiempo.
El cambio. El taller de reparaciones remueve su bolsa de aire no desplegada e instala otra ya desplegada para hacer parecer que la bolsa original se infló durante el accidente. El mecánico luego pone devuelta la bolsa original después que la compañía de seguros hace un estimativo de reparación. O el mecánico podría simplemente insertar trapos y otra basura, para luego vender la bolsa original en el mercado negro.
Autos usados y recuperados. A lo mejor usted está comprando un auto usado o recuperado (que fue reconstruido luego de que la aseguradora lo declaró completamente destruido). Sea cuidadoso.
A usted le podría haber costado rastrear exactamente qué le pasó al vehículo, quién lo reparó, y si le sacaron forzadamente las bolsas de aire o no. Usted podría tener solamente una imitación insegura de su bolsa ya usada y barata. O sólo trapos y latas de cerveza.
Aquellos autos que fueron destruidos en una inundación podrían tener todavía las bolsas originales, pero éstas podrían no abrirse de manera adecuada si el módulo fue empapado.
Consulte a un mecánico. Cuando tenga dudas, haga que un mecánico independiente en el que usted confía revise su bolsa de aire. Asegúrese de que el mecánico tenga su certificación o busque un técnico de bolsa de aire con buena reputación.
¿Alguna queja? Averigüe si el taller de reparaciones tiene un historial de quejas del consumidor – antes de que haga reparar su automóvil. Revise el historial de quejas del taller con el Buró de las Buenas Prácticas Comerciales (Better Business Bureau).
Apoye legislación sobre bolsas de aire. Urja a sus legisladores estatales que apoyen multas fuertes para aquellos talleres de reparaciones que cometan fraude de bolsa de aire.
Atención: si usted necesita ayuda en un caso de fraude, por favor comuníquese con su proveedor de seguros o con el departamento de seguros de su estado directamente.

Desactivación de las bolsas de aire:

Algunos propietarios de vehículos pueden hacer instalar interruptores para activar y desactivar las bolsas de aire en sus vehículos, lo cual es permitido siempre y cuando uno o varios usuarios del vehículo estén dentro de los cuatro grupos de riesgos específicos:
Personas con problemas de salud donde el riesgo de una bolsa de aire es mayor que golpearse contra el tablero, bolsa o parabrisas;
Conductores que no pueden sentarse con su esternón a una distancia mínima de 10 pulgadas;
Personas que necesitan transportar un infante en el asiento delantero porque el vehículo no tiene asiento trasero;
Y personas que necesitan controlar constantemente el estado de salud del niño.
La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Autopistas es quien autoriza la desactivación de las bolsas de aire.
La solicitud puede enviarse a National Highway Traffic Safety Administration, 400 7th Street, SW, Washington, DC 20590-1000 / 1(888) 327-4236.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...