Recorte a los cupones de alimentos y Medicaid

Por Reynaldo Mena

La nueva restricción fue catalogada como una enmienda a un proyecto de ley que fue aprobado por ambas cámaras del Legislativo, pero espera una versión final.

Share This With Friends:


WASHINGTON.- El presidente Donald Trump cumplió el martes una importante promesa de campaña, al presentar un proyecto de presupuesto de 4.1 billones de dólares que daría un vuelco a Washington. Pero generó algunos reproches, incluso de algunos aliados republicanos, debido a los recortes políticamente poco realistas a la red de seguridad social para los pobres y a una amplia gama de programas.

El presupuesto, el primero de Trump como presidente, combina su plan de gastos para el próximo año fiscal 2018 con una promesa de balancear las cuentas del gobierno en una década a través de recortes agresivos, un impulso al crecimiento económico y a un ardid contable de más de 2 billones de dólares.
“Llegó prácticamente muerto”, opinó el segundo republicano de mayor rango en el Senado, John Cornyn, de Texas. La propuesta obtuvo una fría recepción de republicanos y demócratas en el Congreso, quienes insisten en que tendrán la última palabra mientras luchan por completar una propuesta de ley de salud y reescribir el código fiscal.

Los recortes a los cupones de alimentos sacarían a millones de personas del programa, mientras que una oleada de recortes a Medicaid — aunados a los más de 800.000 millones de dólares que se incluyen en la propuesta de reforma de salud que aprobó la Cámara de Representantes — podría dejar sin atención médica a millones de ancianos pobres. También obligaría a que algunas personas que están en el programa de discapacitados del Seguro Social, vuelvan a la fuerza laboral.
“Los recortes propuestos son crueles”, dijo el veterano representante republicano, Harold Rogers, quien representa a un distrito pobre de Kentucky. “No son algunos ajustes, se trata de recortes muy, muy profundos”.
“No creo que el presupuesto del presidente llegue a ningún lado”, dijo Bill Cassidy, senador republicano de Luisiana.
Los demócratas se opondrán a cualquier cambio al programa, que está diseñado como salvaguarda temporal para estadounidenses que no pueden proveer de alimentos adecuadamente a sus familias.
Muchos republicanos, también, han estado recelosos de reformar el programa de cupones, incluso después de que el plan creciera a más del doble y de que se ampliaran algunas normas de elegibilidad. La propuesta del presidente podría tener un efecto desproporcional en estados que tienden a ser republicanos: siete de los 10 estados con mayor participación en el programa de cupones apoyó a Trump.
El plan está atado a 3.6 billones en recortes a dependencias de gobierno, cupones para alimentos, Medicaid, fondos carreteros, seguro de cosechas e investigación médica, entre otros. Muchos de los votantes que impulsaron el triunfo de Trump en las elecciones de noviembre recibirían mucho menos del gobierno federal.

LA PROPUESTA DE TRUMP

PROPUESTA DEL GOBIERNO FEDERAL
Conocido como el Programa Suplementario de Ayuda Nutricional, SNAP por sus siglas en inglés, el plan ahora beneficia a 44 millones de personas. El costo se ha mantenido alto, incluso después de que la economía se recuperara, aunque ha bajado lentamente anualmente. El plan presupuestario del presidente ahorraría 191,000 millones en 10 años al pasar algunos de los costos a los estados, enfocándose en los beneficios para los más pobres, aumentando los requisitos laborales y estableciendo límites en la elegibilidad. También permitiría que los estados determinaran el nivel de los beneficios de SNAP que ofrecen.
Actualmente, los estados administran SNAP con fondos federales, pero tendrían que contribuir un promedio de 10% del costo para el 2020 y 25% para el 2023.

POR QUE NO PASARIA
Es poco probable que el Congreso apruebe estos recortes tan fuertes al programa, ya que afecta a tantos votantes. Y legisladores estatales que representan áreas agrícolas y tienen jurisdicción sobre SNAP generalmente han tratado de mantenerlo, dado que los cupones para alimentos les ayudan a ganar votos demócratas en áreas urbanas en favor del enorme proyecto de ley agrícola que el Congreso aprueba más o menos cada cinco años. (con información de AP y EFE)

Reynaldo@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...