El Pavo, el platillo que la rifa en estas festividades

Por Reynaldo Mena

Cena del Pavo

Share This With Friends:


Dallas, Texas. Muchos expertos sugieren que el Pavo, ingrediente principal en las celebraciones del Día de Acción de Gracias, tiene una explicación práctica. Se trata de un ave de gran tamaño que puede satisfacer a toda la familia en forma más eficiente que, por ejemplo, el pollo. Además, los pavos no tienen más propósito que el de su carne, pues no colocan huevos o leche que puedan comercializarse.

Por otro lado, durante la época de lo colonización, contaban con un atractivo particular, puesto que servir carne vacuna, porcina o de pollo parecía demasiado común para una festividad de la magnitud de Acción de Gracias. Por ello, quizás el pavo fue ganando adeptos y se convirtió en una tradición.
La celebración nació durante los primeros años de la colonización en Estados Unidos, cuando la buena cosecha de 1621 ofreció suficiente maíz, frutos y carne para sobrevivir el invierno.
Las familias estadounidenses tradicionalmente se reúnen para disfrutar una gran cena con pavo, relleno de pan, salsa de arándano, puré de camote, elotes amarillos, pan de maíz y tartas de calabaza.
Ha habido algunos cocineros innovadores que al paso de los años, han buscado encontrar recetas diferentes que ‘modernicen’ la cena de Acción de Gracias.
Algunos proponen incorporar ingredientes mexicanos como el jocoque, el requesón, el chile piquín, el comino y la granada. Además, como opción de plato recomiendan montar el pavo en una rebanada de pan y complementarlo con guarniciones tradicionales.
Como base del pan, se opta por untar jocoque, que por su acidez equilibrará lo graso del gravy, y terminar con arúgula y una salsa dulce de arándanos con granada.
Para completar el menú˙, de entrada se serviría una crema de calabaza con manzana, y de postre preparaciones a base de calabaza o camote.

Pumpkin cupcake / Cupcake de calabaza
10 piezas / 1 hora / Grado: Medio

1 taza de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de polvo para hornear
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
2 huevos grandes o 3 chicos
1/2 taza de azúcar morena o mascabado
1/2 taza de azúcar
1 barrita de mantequilla sin sal derretida y fría
1 taza de puré de calabaza (cocer y extraer la pulpa; moler)

Para la decoración:
1/4 taza de agua
1 bote de Wilton Gum Paste Mix (aproximadamente 453 gramos)
1/4 taza de azúcar glass
Colorante naranja en gel (el necesario)
Colorante verde en gel (el necesario)
Colorante café en gel (el necesario)

Preparación:
• Precalentar el horno a 180 grados centígrados. Colocar capacillos en los espacios de la charola para hornear cupcakes.
• En un tazón mediano cernir todos los ingredientes secos (harina, bicarbonato, polvo para hornear, sal, canela y jengibre) y mezclar.
• Aparte, en el tazón de la batidora añadir los huevos y los azucares; batir hasta esponjar e incorporar la mantequilla.
• Integrar los ingredientes secos y continuar batiendo.
• Añadir el puré en forma envolvente usando una espátula.
• Dividir la mezcla en partes iguales en los capacillos, pero llenar cada uno a tres cuartas partes de su capacidad.
• Hornear de 20 a 25 minutos. Comprobar que están listos insertando un palillo en el centro; si sale limpio, ya están cocidos. Retirar del calor y dejar enfriar.
• Para la decoración, en un tazón añadir el agua al polvo de Wilton Gum Paste hasta obtener una masa homogénea.
• Trabajar sobre una superficie plana y amasar hasta tener la consistencia deseada (en caso de que la mezcla esté pegajosa, añadir azúcar glass y volver a mezclar).
• Dividir la goma y en tres cuartas partes de Èsta agregar unas gotas de colorante naranja y revolver hasta obtener un color uniforme.
• El resto de la masa deber· dividirse en dos, para colocar el colorante café a una de ellas y el verde a otra.
• Realizar 10 pelotitas con la pasta naranja y achatarlas un poco para que no sean del todo redondas. Con un palillo marcar los gajos característicos de la calabaza, de arriba hacia abajo.
• Ahora, para el rabito, con un pizca de café hacer como una lagrima, más estrecha en un extremo y más gorda en el otro.
• Extender un poco de la pasta sobrante de color naranja y con ayuda de un cortador realizar 10 círculos sobre los que irán colocadas las calabazas.

Crema de acorn squash rostizada con manzana, requesón y pepita tostada
3 porciones / 45 minutos / Grado: Bajo

Sal y pimienta molida (en cantidad al gusto)
1 cucharada de aceite de oliva virgen
1 calabaza corn partida por la mitad y sin semillas
2 barritas de mantequilla sin sal
1/2 cebolla cortada en cubos medianos
1 diente de ajo sin piel finamente picado
4 manzanas verdes sin cáscara cortadas en cubos medianos
1 1/2 litros de caldo de pollo
1 taza de crema espesa
Comino en polvo (el necesario)
Canela en polvo (el necesario)
Miel de maple (la necesaria)

Para servir:
Pepitas de calabaza tostadas (la necesaria)
Requesón (el necesario)
Perejil fresco finamente picado (en cantidad al gusto)

Preparación:
Salpimentar la calabaza por dentro y untar con la cucharada de aceite de oliva.
Colocar boca abajo en una charola de cocina y hornear por 45 minutos a 190 grados centígrados hasta que quede suave.
En una satén calentar la mantequilla para freír a temperatura media la cebolla, el ajo y la manzana.
Una vez cocinada la calabaza, retirar la pulpa y añadir a la preparación anterior.
Verter el caldo de pollo y cocinar por 20 minutos o hasta que todo se incorpore muy bien.
Con una licuadora de mano hacer puré la mezcla hasta tener una consistencia cremosa y terminar con la crema. Sazonar con sal, pimienta, comino, miel de maple y canela en polvo.
Para servir, acompañar la crema con pepitas de calabaza tostadas, requesón al gusto y un toque de perejil.

Reynaldo@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply


UA-42581983-5
Loading...