El odio racial de los supremacistas blancos, no puede ser la razón para que “ICE” vulneren derechos humanos de inmigrantes

Por Arnoby Betancourt

Cuatro de las seis personas que están en la foto ya no acompañan al Presidente Trump.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. Los espantosos hechos de violencia protagonizados por el Ku Klux Klan en Charlottesville, Virginia, que sumados a otros de no menor gravedad, hacen parte de la ola de racismo exacerbada desde la presidencia del primer afroamericano en gobernar a los Estados Unidos, y que ahora está entronizada mediante acciones gubernamentales, no solo del nivel Federal, sino también por gobernantes a nivel Estatal, como lo demuestra la draconiana Ley SB4.

Hay una evidencia que no puede ser soslayada, ya que lo que quedó demostrado allí, es que el sueño del doctor Martin Luther King no se ha concretado porque la pesadilla del odio racial no se ha acabado, pues los racistas y los xenófobos siguen allí, y para vergüenza de la Nación más civilista, el actual gobierno los ha ensalzado.
Ilia Calderón, la valerosa periodista de Univisión que siempre ha dicho que se siente orgullosa de ser negra, soporto de manera enhiesta todo el venenoso torrente de odio racial que corre por las venas del temido líder de los “Leales caballeros blancos” del Ku Klux Klan, Chris Barker, hasta hacerle verter confesiones que pueden ser la explicación de lo que está sucediendo en los Estados Unidos con los inmigrantes.
El arrogante líder del Ku Klux Klan en Carolina del Norte, Chris Barker, haciendo apología al delito, no solo agredió y vituperó verbalmente a la colombiana Ilia Calderón por ser negra, sino que pronuncio afirmaciones que develan con claridad los siniestros planes contra inmigrantes hispanos y judíos, y contra los negros.
Expresiones de Chris Barker como “No somos supremacistas blancos, simplemente abogamos por la separación racial y por eso en este lugar (EE.UU.), no deberían estar ni latinos ni afrodescendientes”, o como “ Si los mexicanos se siguen valiendo del sistema estadounidense esto va a terminar en una guerra civil porque ellos tendrán que salir tarde o temprano del territorio”, o “Va existir un nuevo Jerusalén en los Estados Unidos donde no habrá personas que no sean blancas”, parecen tener mucha similitud con el propósito de las primeras órdenes ejecutivas presidenciales contra musulmanes, mexicanos e inmigrantes en general.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...