La revolución hispana y estadounidense será desde Dallas

Por Arnoby Betancourt

En Dallas, hay una especie de revolución silenciosa que girará la historia electoral de los hispano-estadounidenses; y serán las mujeres quienes lideraran ese cambio.

Share This With Friends:


Dallas, Texas. Las presidenciales de 2016, escribirán una nueva historia electoral de la hispanidad-estadounidense, y se convertirá en la campaña más controversial de EE.UU. De nuevo los hispanos, la minoría más numerosa del país, jugarán un papel predominante, que será su propio derrotero político, ya que de unos 57 millones de hispanos que residen en Estados Unidos, más de 27 millones de ellos tienen derecho a voto, y se espera que 13 millones acudan a las urnas hasta el 8 de noviembre.

En Dallas, y en general en el Estado de Texas, cada vez se acrecientan los rumores sobre que Donald Trump pueda perder, y hay que recordar, que Texas es republicano donde no ha Ganado un candidato demócrata a la presidencia de EE.UU. en 40 años. En Dallas, hay una especie de revolución silenciosa que girará la historia electoral de los hispano-estadounidenses; y serán las mujeres quienes lideraran ese cambio.

EL RETO DE LA COALICION DE ORGANIZACIONES MEXICANAS Y AMERICANAS
Una de las instituciones que con mayor empeño ha asumido el reto de cambiar el rumbo del Estado de Texas mediante el Voto Hispano-Estadounidense, es la Coalición de Organizaciones Mexicanas y Americanas, COM, que preside José Luis Flores junto a María del Carmen Acosta. Con una pedagogía sencilla pero muy motivacional, han ejecutado acciones informativas muy productivas de cómo registrarse y cómo votar anticipadamente.
Organizaciones de latinos que hacen parte de COM, también han gestado acciones proselitistas, y por eso, Hipolito Gauna de Casa Nuevo León, Antonio Herrera del Centro Comunitario Monseňor Romero, Humberto Domínguez del Club Apaseo El Alto de Guanajuato, Enrique López del Centro Comunitario Guatemalteco, Manuel Rodela de la Casa de Zacatecanos, y destacados activistas como Mary Domínguez y Juan Gómez, entre otros dirigentes, han planificado multiplex acciones para el cierre de la campaña, utilizando eficientemente las redes sociales mediante un video promocional.
Precisamente, la Licenciada Carmen Acosta, con su habitual y exitoso estilo de hacer política comunitaria, será la anfitriona en su Salón Los Arcos de la Harry Hines Boulevard, de un acto social una vez cerradas las votaciones. El mismo día de las elecciones, Martes 8 de Noviembre, su selecto grupo de trabajo de COM, después de haber desarrollado las intensas jornadas de motivación e ilustración electoral visitando domicilios, organizando eventos, talleres y reuniones, se reunirán a evaluar y a esperar los resultados, aunque de antemano anunciaron celebración pues están muy seguros del trabajo político realizado, y no duda en decir que ya son parte victoriosa de la nueva historia de EE.UU. presidenciada por una mujer, no sólo por la identidad de género, sino porque, como lo dice con vehemencia Carmen Acosta, nuestra candidata Hillary Clinton es la estadounidense más preparada y mejor formada como estadista, la más experimentada, y la persona de mayor compromiso con la comunidad inmigrante y con la educación, particularmente, en la formación a temprana edad como lo requiere el mundo contemporáneo.

LAS EXPECTATIVAS LATINAS SON EXCELENTES, SEGUN NALEO.
La incógnita de estas elecciones será saber si los latinos se movilizarán en masa ante el llamado “efecto (Donald) Trump”, la animadversión de colectivos que se sienten atacados por el discurso del candidato republicano a la Casa Blanca, en estados como Florida, Arizona o Texas.
“El efecto Trump está, sin duda, detrás de que los latinos vayan a ir en un mayor número a las urnas. Están preocupados y enojados tras haber sido insultados por él”, opina el presidente del Comité Nacional Demócrata de Texas, Gilberto Hinojosa.
Hinojosa es optimista y cree que los hispanos serán los protagonistas de algo histórico: que Texas caiga en manos de los demócratas en una elección presidencial por primera vez en cuatro décadas y con ello cambie totalmente toda la estrategia política de un país vastísimo. “Es bien difícil (acabar con el dominio republicano de Texas), pero yo tengo confianza, la gente está cansada de Trump”, justifica Hinojosa.
Las regiones fronterizas, donde el muro con México que propone Trump no sería bueno para la economía, y las ciudades como San Antonio, Dallas o Houston pueden registrar una afluencia récord de hispanos a las urnas; y según Hinojosa, cuantos más latinos se movilicen, mayor será el porcentaje que vote demócrata.
Texas es un ejemplo del poder del voto latino en las elecciones estadounidenses, especialmente si ese voto se inclina masivamente por una de las opciones y la otra parte no intenta modelar su mensaje para cortejar a esa comunidad.
La mitad del electorado latino ha votado anticipadamente según encuesta. “La fuerte presencia de los latinos durante la votación temprana muestra la seriedad con la que nuestra comunidad está tomando esta elección”, declaró Arturo Vargas, director ejecutivo del Fondo Educativo de NALEO.
La mitad del electorado hispano ha votado por correo o de manera anticipada a las elecciones presidenciales y legislativas del próximo día 8 de noviembre, según una encuesta publicada.
Según la séptima entrega del sondeo publicado por la Asociación Nacional de Funcionarios Electos y Designados (NALEO) y la cadena Telemundo, el 20 % de los votantes latinos ha ejercido ya su derecho al voto y se estima que esa cifra ascenderá en total al 46 %. Por contra, el 47 % de los entrevistados asegura que esperará a emitir su voto al día de las elecciones.
“Los latinos saben mucho en juego en las elecciones de 2016, y que no van a estar sentados de brazos cruzados mientras que otros tomen las decisiones que afectan a nuestra comunidad durante los próximos cuatro años” dijo Vargas.
Tradicionalmente, el voto anticipado ha favorecido al Partido Demócrata, que trabaja intensamente esta campaña para que los electores ejerzan su derecho antes del día 8. Su candidata a la Presidencia, Hillary Clinton, sigue copando gran parte de la intención de los hispanos, y el 74 % dijeron que votarán por la exsecretaria de Estado, por el 14 % que lo harán por su rival republicano, Donald Trump.
Según el sondeo, los encuestados en lengua española eran más propensos a afirmar que iban a votar por Clinton (81 %) frente a los encuestados inglés (64 %), así como los graduados universitarios (77 %) y los menores de 39 (75 %). Por el contrario, Trump recibe un apoyo más alto entre los encuestados en inglés (21 %) y los votantes latinos que ganan más de 60.000 anuales (19 %).
NALEO proyecta que más de 16,2 millones de latinos están registrados para votar de este año, de los cuales al menos 13,1 millones se espera que emitan su voto en estas elecciones.
arnoby@elhispanonews.com

Share This With Friends:


Be the first to comment

Leave a Reply

Loading...