El Hispano News
10:56 a.m., 12/22/2014 | 62°

Piden licencias para indocumentados en Texas.


La propuesta de ley que permitiría a los inmigrantes, sin seguro social, solicitar permisos temporales de conducir en el estado

Aldo Ernesto Barbosa | 3/14/2013, 2:53 p.m.
Piden licencias para indocumentados en Texas.
Los diputados Roberto Alonzo, Luis Gutiérrez y Marc Veasey, (en medio de izq. a der.) momentos después de concluida se reunión, son felicitados por la concejal Mónica Alonzo y otros líderes comunitarios. |

Dallas.- Siguiendo el ejemplo del estado de Illinois, que en el mes de febrero de 2013, aprobó las licencias para los indocumentados, el representante del Distrito 104 de Texas, Roberto Alonzo, sometió el proyecto de ley para que se le otorgue licencias de manejar a por lo menos dos millones de personas que conducen por las carreteras de Texas, sin una autorización.

La propuesta de ley que permitiría a los inmigrantes, sin seguro social, solicitar permisos temporales de conducir en el estado, ha comenzado a tener opiniones divididas y busca ser aprobada por el Senado de Texas en la presente legislatura.

“Su aprobación no solo ayudaría a la economía de la clase trabajadora, también tiene el objetivo de brindar mayor seguridad en las carreteras de Texas”, Dijo el representante por Dallas, Roberto Alonzo.

El legislador demócrata que se reunió dos días después de la presentación de su anteproyecto, con los legisladores federales Luis Gutiérrez y Marc Veasey, de Chicago y Texas, respectivamente; señaló que su propuesta hace parte de un frente común que busca la aprobación de la reforma migratoria.

photo

Los representantes demócratas estatal y federal Roberto Alonzo y Luis Gutiérrez, se reunieron también con el electo diputado federal por Texas, Marc Veasey (al lado derecho).

Gutiérrez se ha caracterizado durante sus años como legislador por ser un tenaz e incansable luchador por los derechos de los inmigrantes y porque se legalice a los más de 11.1 millones de indocumentados que viven y trabajan en los Estados Unidos.

“Vine a presentarle mi respaldo en su gestión a mi viejo amigo Roberto Alonzo y a decirle que estamos involucrados en la misma causa”, dijo Gutiérrez en dialogo con El Hispano News, durante su visita al metroplex.

A la reunión también asistió el recién elegido Marc Veasey, además de otras personalidades políticas, religiosas y líderes comunitarios de Dallas y se efectuó en las instalaciones del Mountain View College, en el barrio mexicano de Oak Cliff.

“De acuerdo con datos confiables sobre estadísticas laborales, se estima que Texas tiene casi dos millones de conductores sin licencia y sin seguro vehicular manejando diariamente en nuestras carreteras y autopistas, sobre todo para ir y volver del trabajo, o simplemente para trasladarse de un lugar a otro”, aseveró el líder demócrata.

Se estima que en el estado de Texas, transitan entre dos y tres millones de trabajadores diseminados por todo el estado. La mayoría de ellos utilizan autos o camiones para ir a trabajar con el propósito de mantener a sus familias.

Ante este panorama, Alonzo aseveró que no tiene ningún tipo de sentido comercial o económico impedir a esos trabajadores obtener su licencia de conducir o incluso un seguro para sus vehículos a causa de las leyes actuales que les prohíbe solicitar ambos documentos.

Defensores de la propuesta Alonzo han hecho un llamado a sus homólogos del Congreso estatal a que Texas “se siente y espere a que el Congreso federal apruebe una reforma migratoria, o que los legisladores puedan tomar el toro por los cuernos”.

Actualmente, el Departamento de Seguridad Pública (DPS) exige que los solicitantes de licencias de conducir estén cumpliendo con las leyes federales de inmigración. “La mayoría de esos casi 3 millones de trabajadores tienen autos o camiones, por lo que no tiene sentido que esa dependencia gubernamental les niegue la licencia de manejo y por ende no puedan comprar un seguro automotriz”, acusó.

Para Antonio Herrera de la Coalición Salvadoreña, de hacerse efectiva la medida, muchos inmigrantes por fin podrán estar tranquilos, libres de miedos e intimidaciones.

"Para nosotros esto es un pasito hacia adelante para las personas indocumentadas en el Metroplex. Muchas de las trabajadoras del hogar y jornaleros la han visto difícil, ya que muchos de ellos manejan largas rutas para llegar a su centro de trabajo. Para los jornaleros ha sido una barrera muy grande, muchos han dejado trabajos en varias partes de la ciudad y suburbios por no contar con una licencia de manejo", dijo.